Home / Cervezas / 10 cosas que quizá no sabías sobre la Cerveza

10 cosas que quizá no sabías sobre la Cerveza

Es en los meses de verano cuando se consume más cerveza, no hay duda. Precisamente en esta época.

Os comentamos ahora 10 cosas que quizá no sabías sobre esta popular bebida:

  1. La cerveza es fundamentalmente agua: hasta en un 95%.
  2. Se le conoce como pan líquido porque tiene el mismo origen y composición que el pan. La cerveza primitiva era simplemente harina de cereal fermentada con el mismo sistema que el pan; la diferencia única estribaba en la proporción de agua. Si había más harina que agua, se producía pan, si la proporción se invertía, se producía cerveza.
  3. La cerveza nació en Irán hace entre 7.000 y 8.000 años. Se cree que los pueblos elamitas, sumerios y egipcios fueron los primeros elaboradores de cerveza, entre los años 10.000 y 6.000 antes de Cristo, coincidiendo con el nacimiento de la agricultura. Los restos más antiguos de producción de esta bebida se encuentran repartidos por toda el área de Egipto y Mesopotamia, lo que hoy corresponde a Oriente Medio, aunque también se han localizado en China. El hallazgo con más solera corresponde a las excavaciones de Godin Tepe, en el actual Irán, donde se encontraron restos que tienen entre 7.000 y 8.000 años. Algunos historiadores aseguran que podríamos retroceder al año 10.000 antes de Cristo para datar el nacimiento de la cerveza, que coincidiría con las primeras formulaciones de harina de cereal fermentada, entre ellas la del pan.
  4. El mito de la barriga cervecera es totalmente falso: la cerveza es baja en calorías. La cerveza es una de las bebidas menos calóricas, con una media de 45 Kcal/100ml, una cifra que baja a las 17 Kcal/100ml en el caso de la variedad sin alcohol. Al parecer tomar 2-3 cañas diarias si eres hombre, 1-2 si eres mujer, no solo no engorda sino que además puede tener beneficios para la salud
  5. La cerveza y el sake no difieren en su elaboración: se utiliza un cereal malteado para fermentarlo y conseguir una bebida alcohólica. Es famoso el sake de arroz, pero también se ha utilizado en periodos anteriores cebada malteada. El malteado del cereal, necesario para conseguir azúcares que la levadura pueda fermentar, consiste en la germinación del grano en agua caliente para después secarlo inmediatamente con aire caliente. A veces incluso se tuesta un poco para mejorar sus propiedades.
  6. La venta de cerveza artesana fue delito en Estados Unidos hasta 1979, hace solo 38 años. La cerveza artesana ha existido desde el alba de los tiempos y su elaboración fue tradicionalmente destinada a las mujeres, ya que se consideraba que tenían mejor mano que los hombres. Pero poco a poco en Europa se fueron imponiendo modelos más industriales de elaboración y la cerveza salió de las casas para asentarse en las fábricas. En Estados Unidos el proceso no fue diferente, también languideció el espíritu de la cerveza casera. Sin embargo, con la promulgación de la ley seca en los años veinte del pasado siglo, esta costumbre reverdeció y no volvió a decaer jamás. El problema estaba que este resurgimiento estuvo muy ligado a la fabricación de cerveza ilegal, que fue el producto etílico con mayor auge de su momento dada su simplicidad. Se calcula que durante los diez años de prohibición los agentes federales se incautaron de más de 3,5 billones de litros. Tras el regreso a la normalidad en los años treinta, la mayor parte de cervecerías caseras desaparecieron y fueron sustituidas por las antiguas fábricas industriales. No obstante, en algunas zonas pervivieron en la semi clandestinidad, ya que oficialmente no pudieron elaborar cerveza para su comercialización hasta 1979, aunque sí para consumo propio. Hoy la cerveza casera en Estados Unidos es un sector en gran auge.
  7. Rica en antioxidantes: contiene gran cantidad de polifenoles, antioxidantes con un gran poder para capturar radicales libres, además de en ácido fólico y vitaminas del grupo B (B1, B2 y B12). Esto puede ayudar a retrasar (o evitar) la aparición de enfermedades degenerativas.

      8, La cerveza posee maltodextrinas, que favorecen la recuperación del agua perdida tras una dura sesión de entrenamiento.

      9. Buena para el corazón: su consumo moderado aumenta los niveles en sangre de HDL (‘colesterol bueno’), lo que se asocia a un menor riesgo de cardiopatías isquémicas y a una mayor protección frente a enfermedades cardiovasculares.

     10. España es el país europeo donde se consume más cerveza sin alcohol, supone el 15 % del total consumido, una tendencia que va a más.

 

José López Pérez

@JLPnosolocine

Artículos relacionados:

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Programa 121 de No Solo Cine en las Ondas

Os ofrecemos ahora el programa de esta semana de No Solo Cine en las Ondas, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *