En más de una ocasión he comentado que se estrenan en las salas de cine demasiados documentales, dado que algunos de ellos no merecen pagar el precio de una entrada (8 € del ala) y deberían emitirse directamente en canales temáticos o televisiones.

Dicho esto, hay que reconocer que este 2011 nos ha traído varios documentales excelentes y que merecen una o varias visitas a las salas de cine. Documentales de todos los tipos y estilos que nos ofrecen mucho más que algunos films de ficción.

El más sorprendente por su tratamiento, su música y el personaje del que trata es “Jacques Leonard, el payo Chac” que nos acerca a la figura de un excelente fotógrafo que vivió una vida de película y murió en el olvido. Se casó con una gitana y retrató como nadie a este grupo humano en la Barcelona del franquismo. La banda sonora de Lisandro Rodríguez nos dio a conocer a un músico que dará mucho que hablar. Yago Leonard, nieto del payo Chac del título, dirigió con excelencia. Filmó a su familia y entre todos ellos es precisamente su tío Santiago el más carismático.

“Cuidadores”, rodado en San Sebastián nos acerca a los sufridos cuidadores de enfermos de Alzheimer. Desde un punto de vista desenfadado y con gran sentido del humor nos habla de una situación complicada y nos muestra las sesiones de terapia. Un modelo a seguir. Destaca la banda sonora del francés afincado en Euzkadi, Pascal Gaige. El director de este magnífico documental es Oskar Tejedor.

“Morente” nos acercó a la figura del gran cantaor granadino que nos dejó hace poco más de un año. Sus últimas actuaciones y su filosofía transitan junto a las historias del disco que grabó sobre Pablo Ruiz Picasso y el que fuera su barbero. Es impresionante la voz de sus hijos. Un trabajo de Emilio Ruiz Barrachina de mucha enjundia.

“José y Pilar” es una coproducción entre Brasil, Portugal y España (El Deseo, la compañía de Pedro Almodóvar). Nos muestra los múltiples viajes por todo el mundo del gran escritor José Saramago (un ritmo frenético de trabajo), la creación de su obra “El viaje del elefante”, su vida cotidiana en Lanzarote junto a su mujer Pilar del Rio (una historia de amor rotunda) y los días en los que la enfermedad le afectó. El film de Miguel Gonçalves Mendes nos muestra la mirada de uno de los grandes creadores del siglo XX.

“La doctrina del shock” es un documental de tesis que nos aporta las claves para entender el mundo actual. Muestra las terribles consecuencias de la aplicación de las teorías ultraliberales de la escuela de Chicago del economista Milton Friedman. Basado en el libro homónimo de Naomi Klein (que aparece en el film en varios momentos, explicando su teoría en un congreso) es un film demoledor, dirigido con mano maestra por Michael Winterbottom y Mike Whitecross que ya trabajaron juntos en “Camino a Guantánamo”. Un film muy bien documentado y con imágenes extraordinarias.

“Vamos a hacer dinero” (Let´s make Money) es una producción austríaca de gran didactismo. No apabulla en ningún momento (“Inside job” si lo hace). Muestras las causas de la crisis económica actual, apunta a los culpables y muestra soluciones. Se oyen todas las voces. Erwin Wanfoffer se mueve con naturalidad entre la tesis y la exposición, muestra varias realidades, de varios países y continentes. Muestra el caso español, la especulación inmobiliaria. La naturalidad con la que se expresan algunos especuladores nos acerca a conceptos clave. Un ejemplo, uno de ellos, en lugar de hablar de tercer mundo, lo denomina países emergentes. Así le resulta más cómodo expoliar a conciencia.

“Barcelona abans que el temps ho esborri” (Barcelona, antes de que el tiempo lo borre) es casi una fabulación. Nos muestra a una familia próspera décadas atrás, los Baladia y una realidad que ya no existe, una forma de vivir. Un gran trabajo como directora de Mireia Ros.

                     José López Pérez