Home / Cine Español / 33 Gala de los premios Goya del cine español: Sobres. Por Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

33 Gala de los premios Goya del cine español: Sobres. Por Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

Un sobre según definición del diccionario de la RAE es: “Cubierta, por lo común de papel, en el que se incluye la carta, comunicación, tarjeta, etc., que ha de enviarse de una parte a otra”.

He leído con absoluto interés, máximo respeto y profundo cariño (el que se merecen) las crónicas a vuela pluma que han hecho mi compañera y compañeros (Helena García, José Antonio Alarcón, Jordi Izquierdo y José López Pérez) en “www.nosolocine.net” sobre la trigésima tercera gala de los premios del cine español que concede la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. Y he de explicar que estás líneas que están leyendo se deben más a la petición que me hizo ese amigo del alma que es José López Pérez, para que volcara en “nosolocine.net” mis impresiones sobre la gala, que a mi deseo personal e íntimo de escribir sobre un acontecimiento que no despierta, desde ya muchos años, ningún interés para mí.

Puedo también añadir que aguanté, con momentos de serenidad y otros de aburrimiento, las 3 horas y 17 minutos que duró la gala. La alfombra roja me la salté para poder seguir vivo esta mañana y porque teniendo a mi compañera Helena García con nosotros sabía que su buen gusto, su perfecto dominio de lo más actual en moda y su forma directa y analítica de comentar los vestidos que se movieron por la citada alfombra (como así ha sido), me daría las claves, en su magnífico artículo, para entender esa pasarela de frivolidad e hipocresía.

No voy a volver a repetir los premios, que han sido comentados repetidamente por mis tres compañeros, porque éste va a ser un análisis (o intento del mismo), desde un punto de vista absolutamente subjetivo. Va a ser un análisis del “No es no” esta tontería (como el sí es sí), que se ha puesto de moda en el lenguaje de estos últimos años (en una buena prueba del deterioro del idioma).

No voy a escribir sobre lo provinciano de la presentación y sus protagonistas (striptease incluido que a según que edades es mejor guardarlo para la intimidad).

No voy escribir sobre la cantidad de palabras malsonantes (puede parecer cursi pero son malsonantes se escuchen como se escuchen), que lanzaron desde tres metros de altura David Broncano y Berto Romero (un querido amigo).

No voy a comentar la exaltación palestina y la manifestación antisemita que se produjo en la entrega del premio al mejor cortometraje documental.

No voy a comentar los largos y repetitivos (en general) agradecimientos. Algo que parece imposible evitar en eventos como éste.

No voy a analizar la desastrosa planificación de TVE a la hora de recordar a los profesionales del cine desaparecidos durante 2018 (algunos ni vistos por el espectador televisivo)

No voy a analizar el discurso banal, complaciente y conformista del director de la Academia.

No voy a opinar sobre los supuestos números musicales que salpicaron la entrega.

Y, no voy a opinar sobre el buenismo imperante en todo el acto, perfecto reflejo del que vive en la actualidad la sociedad española en todos sus ámbitos.

Voy a volver al título de esta personal mirada sobre la gala, marcada por muchas referencias políticas (algunas verdaderamente desgraciadas y a destiempo), porque los sobres donde se guardaban celosamente los nombres de los ganadores parecían cajas fuertes en vez de sencillas cubiertas de papel (tal como los define el diccionario de la RAE) y han sido la parte más cómica y divertida por lo espontáneo e interpretativo de los mismos, y porque sigo sin entender, cómo si se habló tanto de política, no se hicieron jocosas referencias a los sobres de la corrupción que han inundado ministerios, autonomías y ayuntamientos de nuestro santo país.

Que pasen un feliz domingo y logren borrar de su mente esa noche de horrores, que fue un capítulo más de la extraordinaria serie “Historias para no dormir”, del gran Narciso Ibáñez Serrador, lo mejor de la gala.

Sobre Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos

Periodista cultural,Crítico de Cine

Artículos relacionados:

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Programa 194 de No Solo Cine en las Ondas

“Mirada de cerca, la vida es una tragedia, pero vista de lejos, parece una comedia”. …

One comment

  1. Mi admirado Miguel Fernando. Este comentario no va dentro de ningún complicado sobre. Muchas gracias por tus cariñosas palabras, que me emocionan y llenan de regocijo viniendo de quien vienen. De un grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO