Home / Audio / Música / «A very english scandal», casi, un escándalo de serie. y “The Romanoffs”, ¡antzarrak ferratzera! Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

«A very english scandal», casi, un escándalo de serie. y “The Romanoffs”, ¡antzarrak ferratzera! Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

Empecemos por la 2ª, “THE ROMANOFFS”, y así, de paso, explico lo de ¡antzarrak ferratzarera! ¡A freír espárragos! (al final vais a acabar aprendiendo euskera).

No sé, si como yo, muchos estaréis hartitos de esa doble vara de medir, a la hora de juzgar las series, en  función de quien o quienes estén delante o detrás de ellas. Yo… si, kokotaraino nago (estoy hasta el gorro), que si la serie de Amy Adams (“Sharp Objects”), que si la de Emma Stone (“Maniac”), que si la de Lena Dunham (“Camping”), o la que nos ocupa, la de Matthew Weiner (“The Romanoffs”). Estoy hartito, de (con honrosas excepciones) esa crítica tibia, de ese bueno…, no es no sé qué, pero no está mal, se deja ver, y comentarios similares. ¿Tan difícil es decir, que son series sobrevaloradas (como la de Amy), o, directamente, espantosas, como la de la Stone o la de Dunham?

 

Pero bueno, al grano. ¡Que me pierdo!

La serie, de 8 episodios y ¡90’!, que MATTHEW WEINER (“MAD MEN”), le ha colado a AMAZON, es, al margen de innecesaria, lo más pedante, pomposo, vacío y mortalmente aburrido, que he visto en mucho tiempo. Es humo, muy bien envuelto (con muchas caras, tan conocidas como desaprovechadas), pero HUMO. El bueno de Weiner, aprovechándose de su status dentro de la industria, se ha dado el gustazo, acompañado de amigos y conocidos, de darse un homenaje por el mundo y grabar estos 8 episodios, donde ha querido. Espero que su ego y snobismo, hayan quedado más que satisfechos; porque, desde luego, los que esperábamos algo del creador de uno de los clásicos de la tv moderna… no.

Argumentalmente hablando, es una serie limitada muy pobre, son historias mínimas (con los Romanoffs, como punto de encuentro ¿?) y de 90’, y largos, muy largos (como diría Guardiola, 90’ de los de San Mamés), con lo que el ritmo, se resiente de forma brutal.

 

Yo, por norma, cuando empiezo una serie, la veo hasta el final, pero en esta ocasión… ¡zoaz antzarrak ferratzera!, Mr. Weiner.

Espero, que lo próximo de Weiner (que tardará en llegar); porque estas cosas, pasan factura, te llames; como te llames, sea algo parecido a lo que nos tenía acostumbrados (con guion, actores, dibujo y desarrollo de personajes, episodios medidos…), ya que, al final, las que hablan, o terminan hablando, son las series.

 

Y vamos, sin duda, con una de las grandes miniseries del año, decía lo de (casi) un escándalo de serie, si no fuera por esos 20’ finales del 2º episodio que, a mi juicio, le lastran un pelín.

Me estoy refiriendo a la producción de la BBC que, entre nosotros, distribuye AMAZON: “A VERY ENGLISH SCANDAL”, serie limitada bien medida, dura lo que tiene que durar (3 episodios, ente 56’ y 58’), y que nos cuenta, en el transcurso de 15 años, el ascenso y caída de Jeremy Thorpe, dentro del partido liberal, por intentar, de manera chapucera, “borrar” los vestigios de su relación homosexual con Norman Josiffe/Scott, algo que habría conseguido… con una triste tarjeta de la seguridad social.

Producción muy británica (en el buen sentido de la palabra), cuidada y con estilo, basada en hechos reales, que un STEPHEN FREARS en forma, traslada a la pantalla de forma ágil, elegante y divertida. Apoyado (igual, en este caso, esta no sea la palabra más adecuada. Ja) por el extraordinario trabajo de un inmenso HUGH GRANT/Jeremy (y eso que nunca ha sido un actor de mi devoción, más bien todo lo contrario, por su continuos gestitos y mohines), y de un enorme, BEN WHISHAW (que aguanta el tirón), dando vida a ese buenazo y patético Norman.

Ambos, bien acompañados, como suele ser habitual en las producciones británicas, por un gran elenco de secundarios.

Y como moraleja final, algo que todos sabemos – o que deberíamos saber, si (sobre)vivimos en este planeta – que la justicia, en todas partes y por los siglos de los siglos, es, ha sido, y será diferente para los ricos.

Agur

Natxo Torres

Experto en series de televisión, de Barakaldo

@NachoHatesHypes

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“Le Mans 66”: Notable drama deportivo

“Le Mans 66” dura 152 minutos y no se hace nada larga. Estamos ante un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO