Home / Críticas / Actos y consecuencias, aquí nadie se va de rositas. Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

Actos y consecuencias, aquí nadie se va de rositas. Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

better-call-saul-season-2-poster-revealed_c2gc_640Después de ver el penúltimo capítulo de la 2ª temporada de “Better Call Saul”, tuve la sensación de que su creador, Vince Gilligan, tenía una especie de amor-odio, con los dos personajes  principales de la misma (Jimmy McGill/Mike Ehrmantraut), o que al menos, no le hacía gracia el hecho de que, hicieran lo que hicieran, se les perdonase todo y que siguieran marchándose de rositas, esa impresión saqué yo, al menos, con el subrayado, en ese estupendo final de cap. 9,  de las consecuencias que habían generado sus actos.

Por cierto, 2 personajes que siguen a velocidad crucero hacia su “precipicio personal”, uno, Mike, porque en el mundo en el que se mueve, la opción de stop y rebobinar, no existe. Y el otro, Jimmy, al que su despreciable y celoso hermano (“Chuck/Michael McKean), le niega tal opción/oportunidad.

Temporada, esta, por cierto, superior a la 1ª, a pesar del excesivo protagonismo del que siguen gozando personajes que no suman en demasía, afortunadamente uno de los que menos aportaba (la nuera de MIke), ha desaparecido en el tramo final de esta 2ª temporada. Entiendo que estos personajes sean necesarios, para el desarrollo de la historia y el dibujo de los protagonistas, pero al tratarse  de un spin-off, no son necesarios tantos trazos; por lo que su presencia, me ha parecido una vez más, y valga la redundancia, excesiva.

Espero, con ganas, la 3ª temporada,  y que en ella, los mundos de McGill y Ehrmantraut, confluyan  de forma definitiva,  y, si no es mucho pedir, que lo hagan con la otra pata del banco: “Gus” Fring (Giancarlo Esposito). La serie lo necesita, para explotar de forma definitiva.

 112263-james-franco-sarah-gadon

Y siguiendo  con los actos y consecuencias, aunque aquí podría ser más una cuestión de causa-efecto, paso a comentar la miniserie, “11-22-63”, basada en la “voluminosa” (880 páginas) novela, de igual título, de Stephen King; creo que, el autor más adaptado de la historia, tanto a la pequeña como a la gran pantalla; encasillado, un poco erróneamente, en el género de terror, y aunque una gran parte de su obra pertenezca a ese género, no hay que olvidar que sus dos adaptaciones más celebradas, no pertenecen a este género: “Cuenta conmigo” (“El cuerpo”) y “Cadena perpetua” (“Rita Hayworth y la redención de Shawshank”). ¡2 “joyitas”!

Bueno, a lo que iba, no soy un seguidor de este autor, pero si he leído algo, poco y de forma ocasional, de su “monstruosa”, en ambos sentidos (volumen y género), obra; esta que nos ocupa, si la he leído; y, aunque reconozco que me costó terminarla, me tuvo bastante enganchado, especialmente en su parte inicial. Por eso, cuando me enteré de su adaptación, y más al conocer que iba a ser en formato miniserie, con 8 episodios, despertó mi curiosidad. Veía factible, en 8 horas y separando polvo y paja, hacer algo con esta novela. Pero una vez visionados los 2 primeros episodios, mi curiosidad desapareció (de momento van 3), ligeros, acelerados y facilones, como si esperasen que con tan poquito “trabajo” entrásemos en la historia, con la misma facilidad con la que  el personaje principal, se planta en los 60. Todo lo contrario a lo que pensaba, que se tomarían su tiempo para meternos en ese mundo, y para que los personajes quedasen perfectamente dibujados, vamos que dejaran engordar un poco el caldo a fuego lento y sacarle jugo, en ese inicio, a ese sobrio actor, Chris Cooper (estaba estupendo en una peli, que me gusta, y que aprovecho para recomendar, “El espía”), pues… nada de nada; alguien debería haberles dicho a los guionistas (6, Stephen King incluido), que no se juega igual en todas las partes del campo, que cada zona tiene su ritmo, y que aquí,  es igual; primero dale cuerpo y luego ya le irás dando todo el ritmo, que creas, que la historia necesita, además jugando con el flash-back, aunque aquí sería, realmente, flash-forward, el ritmo narrativo lo iban a poder mantener a lo largo de la serie. Mención especial, para James Franco, el “prota”, reconozco que no le tengo muy controlado, pero si su idea de meterse en la piel de este Jake Epping, consiste en ponerse sombrero y lucir esa perenne y bobalicona sonrisa, pues… ¡apaga y vámonos!

 

Al margen de estos 2 apuntes seriéfilos, recomendaros (suponiendo, que seáis varios los que leéis este artículo, que igual es mucho suponer), la, en principio, última novela Nesbo/Hole, “Policía” (bueno, no solo esta, toda la saga/10, es de lectura obligatoria), digo en principio última; porque no veo a Harry Hole, feliz, relajado y disfrutando de la vida, al menos de forma permanente, eso sería ir contra natura.

 

Y… “The Amaricans”, sigue gozando de buena salud, gracias. 

 

Un saludo

 

Natxo Torres Zenarrutzabeitia

Artículo relacionado: http://www.nosolocine.net/nostalgia-mal-entendida-par-apuntes-natxo-torres-zenarrutzabeitia/

 

 

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“Yesterday”: Gran punto de partida y desenlace en clave de comedia romántica

“Yesterday” tiene una idea de partida muy conseguida, brillante, y en la parte final se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO