Home / El Cine Por Dentro / Adios al cine Arenas. Por Carlos Mir

Adios al cine Arenas. Por Carlos Mir

18759El cine Arenas, que acaba de cerrar sus puertas, tenía poco que ver con la sala inaugurada en 1928, situada en la calle de la Creu Coberta. El ultimo cine Arenas, de la calle Tarragona, ocupaba la parte trasera de la enorme sala original, con capacidad para más de dos mil personas.

En realidad en su ultima etapa el Arenas ha ejercido más de lugar de encuentros homosexuales que de sala de cine. La platea, con sus butacas y su pantalla, era el lugar más desangelado del local, aunque se proyectasen (mal) dos peliculas seguidas. Los hombres -las mujeres tenían vetada la entrada- se paseaban por los numerosos cuartos oscuros, la habitación de las peliculas porno, el bar con actuaciones de travestís o algunos de los lavabos. Curioso si que era. Como un parque temático del sexo gay, una especie de tunel del terror en el que no se podían apreciar las columnas o grabados de principio de siglo. Porque todo estaba a oscuras! Era como un cine clandestino -sólo para enterados- ya que su programación no salía publicada en ninguna cartelera, solo en La Vanguardia, pero en la sección de “Cines especializados”, junto a la programación de la Filmoteca. La cercania de las Multisalas Las Arenas –casi enfrente- podía provocar divertidos equívocos.

1273665261110_fEl cine Arenas se inauguró el dia de Navidad de 1928, unos meses antes de celebrarse la Exposición Internacional del 29. En un anuncio en la prensa se recordaba al público que el Arenas era “un grandioso local con calefacción central”. Dos años más tarde se acondicionó la sala para proyectar cine sonoro y en 1954 para el nuevo invento: el CinemaScope.

En los años 80 el Arenas se convirtió en sala de cine erótico, estrenando títulos como “Orgías de ninfómanas” o “El sexo está loco”. Una ante-sala de lo que sería su final, pero en lugar de verlo en la pantalla…en vivo.

Carlos Mir

About JLP jose

Check Also

Programa 178 de No Solo Cine en las Ondas

“En la vida de todos hay un punto de no retorno. Y en muy pocos …

One comment

  1. MIGUEL-FERNANDO RUIZ DE VILLALOBOS

    Brillante y contundente Carlos Mir como es habitual en él. La casi cinematográfica historia de un cine mítico, como nos explica Carlos Mir, por muy diversas razones. Gracias Carlos.
    Ruiz de Villalobos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO