Home / Marcas en el camino / Albert Rivera, ese hombre

Albert Rivera, ese hombre

En muchas cuestiones el Partido Popular de Mariano Rajoy Brey es un partido de extrema derecha, ya lo fue con Manuel Fraga Iribarne y con José María Aznar.

510219Alberto Carlos Rivera Díaz, más conocido como Albert Rivera (Barcelona, 15 de noviembre de 1979), comenzó en política como militante del Partido Popular. Luego fue miembro fundador de un partido (Ciutadans, en aquella época) que quería acercarse a los desencantados del PSC y en su primera campaña electoral se jactó “tontamente” de salir desnudo en los carteles electorales, hablaba en aquella época de pureza, de su limpieza política, aunque no enseñaba nada que no pudiera enseñar como las actrices de la dictadura franquista.

Años después algunos medios comenzaron a decir que podía ganar las elecciones españolas, siempre usando como arma electoral la “política del miedo, del pánico”. El batacazo fue mayúsculo, en la campaña electoral hablaba de nueva política pero en sus apariciones no había ningún síntoma real al respecto. Traicionando a la izquierda el PSOE firmó un pacto para la posible investidura con Ciudadanos, ahora ya en castellano.

Tras ese intento fallido y nuevas elecciones, con resultados de su partido aún mucho peores, y tras decir que Mariano Rajoy Brey debía marcharse a su casa y abandonar la política, ahora firma un acuerdo de investidura con el P.P

De lo que ya no hay dudas es de que en muchas cuestiones Rivera y su partido, Ciudadanos, en algunas cuestiones están todavía más a la derecha que el partido de Mariano Rajoy Brey.

Lo que realmente pretende Rivera Díaz es convertirse en un dinosaurio de la política, dejar de trabajar, vivir como un rey, bien siendo miembro del P.P, de lo que haga falta o continuar como líder de su partido, Ciudadanos. El problema es que ese partido va cuesta abajo y sin paracaídas, él lo sabe, y lo que quiere es ser relevante en política, cueste lo que cueste. Es un mal ejemplo político en un país donde la gente es muy pasota, no se moviliza y eso como lo sabe muy bien, le garantiza seguir. Es como aquel Joe Rigoli de la televisión franquista que siempre acababa su show diciendo: ¡Yo sigo!

José López Pérez

@JLPnosolocine

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Las 7 vidas de No Solo Cine. Por Roberto Navia Gabriel

Nota inicial del editor: Tener amigos como Roberto Navia Gabriel  es algo maravilloso, es un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO