Home / Ecología / Aprender a a procesar la pérdida. Pablo Bolaño entrevista a Isabel Compan

Aprender a a procesar la pérdida. Pablo Bolaño entrevista a Isabel Compan

“Si no evolucionamos con la emociones, involucionamos con ellas”

 

Isabel Compan pasó por BioCultura BCN. Su conferencia sobre el desapego y el aprender a deglutir las emociones fue vibrante. Coach en neurodesarrollo por el movimiento, es autora de “La estrella emocional”. También formó parte durante muchos años de un grupo de voluntarios/as que acompañaban en el duelo a las personas que habían perdido seres queridos: AVES. Aquí publicamos (con permiso de sus editores y de su autor) ahora un texto de Pablo Bolaño publicado en el último monográfico de The Ecologist, el 74, correspondiente al trimestre de verano, un monográfico que está íntegramente dedicado a “La muerte: el gran tabú de Occidente”.

-Vivimos en una sociedad que vive de espaldas a la muerte. ¿Por qué?

-Vivimos en una sociedad que explota más todo que tiene que ver con lo alegre, lo “positivo”… Y olvidamos cosas esenciales. El crecimiento personal conlleva que dejemos atrás ciertas cosas. Y eso no es malo. También ocurre en la Naturaleza. Lo que se pierde… no es que se pierda. Se rehace. Se recicla en favor de la vida. Lo mismo pasa con la vida y la muerte. Nos aferramos a las cosas. ¿Por qué? Tenemos miedo a perder todo lo que tenemos. La vida, lo material… La vida comporta finitud y descanso.

LAS CONSECUENCIAS

-¿Cuáles son las consecuencias de este vivir de espaldas a la muerte?

-La ofuscación delante de la realidad. Estamos obcecados en el consumo, la materia… Nos olvidamos del alma. Y la muerte da sentido a la vida porque nos obliga a ver lo que realmente somos. Vivir de espaldas hace que no reconozcamos la vida. Tenemos miedo. El miedo nos colapsa. Somos algo más que un cuerpo. Nos olvidamos de ello y pasamos por alto grandes certezas. Y eso nos hace que no podamos disfrutar de lo que tenemos. Este miedo comporta depresión, fobias, “amargamientos”. Y hay gente que se pasa así toda una vida. El individualismo exagerado es en sí mismo una patología muy propia de nuestra era. No compartimos nada, no formamos parte de un todo. Somos cristales rotos, hechos añicos..

-¿Nos puedes hablar de AVES -http://www.avesgams.org/-?

-As. de voluntarios Enfermos Sanables. Nació porque hay un acompañamiento en el tránsito a la muerte de personas terminales. Las fundadoras, Adela y Aurora, sabían de la trascendencia de este tránsito. Pero luego mucha gente, los que sobrevivían a sus seres queridos, padecían igualmente graves trastornos psicológicos… Entonces, crearon un grupo de apoyo para esos supervivientes que habían perdido un marido, una madre, un hijo… Empieza una nueva vida sin ese ser querido. Es una gran pérdida. O gente que tiene graves accidentes o enfermedades y pierden la movilidad, la calidad de vida… Siempre son pérdidas.  Aprendí en AVES dos cosas esenciales. A) El duelo no se acaba cuando la sociedad dice que se acaba. El duelo tiene su tiempo y hay que dárselo. Por ejemplo, a una viuda… a los dos meses del óbito de su marido… ya nadie le habla de eso. Pero es posible que ella necesite exteriorizar ese sufrimiento. Ese no hablar de ello se vive con mucha frustración. B) El duelo se tiene que hablar. Callarlo es negativo. Porque, si no se habla, esas personas supervivientes se lo comen ellas solitas… De ahí la creación de grupos de apoyo.

CASOS GRAVES

-Hay personas que pierden un hijo en un accidente, en un atentado, por una enfermedad… y se quedan ahí atoradas de por vida…

-Sí. Mucha gente se queda en un bache. No pueden superarlo. La sociedad no ayuda. De esto hay que hablar con mucho respeto, con mucho decoro… En teoría, podría decirse que estas personas que sufren una pérdida tan fuerte y se quedan estancadas… son inmaduras emocionalmente. Pero… póngase usted en su lugar. Hay casos de madres que han perdido hijos/as y que no han salido ya nunca del pozo. Es fácil hablar de ello, pero es muy difícil vivirlo. ¿Qué nos pasaría a nosotros en una situación igual? Probablemente, lo mismo. No me atrevo a decir según qué cosas. Hay que ser muy respetuoso y prudente. Los grupos de apoyo están formados por personas que acompañan a estas personas en el duelo y tienen un alto valor. No pueden trabajar a la fuerza ni cobrar: tienen que ser voluntarios/as. A veces, personas que han sufrido graves pérdidas… se convierten luego en voluntarios. Estas personas pueden aprender a procesar el dolor que sienten por la pérdida, por la muerte, y transformarlo en una fuente de luz para los demás. Si no se procesa, se crea un conflicto interior realmente insalvable. Insisto en que es normal que sea insalvable cuando, por ejemplo, una madre pierde a sus dos hijos en un atentado de ETA, por ejemplo. Yo no sé si podría superarlo. Aunque tengo herramientas para ello…

-En vuestro trabajo, formas a personas en neurodesarrollo por el movimiento para que tengan herramientas, esas herramientas necesarias…

-Sí. Para que puedan utilizar esas herramientas y procesar las emociones, trabajarlas, para superar los conflictos. Son personas que buscan una alternativa de crecimiento personal que les permita vivir en armonía con la realidad, que no siempre es agradable. Pero quizás eso de que es agradable o no es sólo una interpretación, un juicio. La educación es una parte importantísima de la salud. Si nosotros tenemos una educación que nos permita vivir resolviendo todo aquello que en la vida…. es conflictivo, sabremos vivimos mejor, no empecinarnos en los conflictos. Para ello hay que saber comer, vivir con equilibrio, gestionar las emociones de la mejor manera posible… Es un kit que engloba muchas cosas…

PROBLEMAS EMOCIONALES

-¿Por qué los problemas emocionales están tan a la orden del día?

-Una mayoría de la población está en un nivel de procesamiento emocional muy primario, la verdad. Y con eso está ya todo dicho. Algunos disimulan más… pero, en el fondo, están en ese mismo estadio primigenio. Nuestra sociedad no le da valor a lo emocional. No cuenta. Es como si nosotros, por el mundo de las emociones, tuviéramos que circular por una autopista… sin haber hecho prácticas en la autoescuela, sin un manual de instrucciones y con todo el mundo circulando a toda leche. Eso es terrible. Fruto de eso… el mundo conflictivo en el que vivimos, donde el conflicto está en todas partes: familias, empresas, estados, etc. Cuando aparecen los conflictos, que es lo más normal, armamos la marimorena… en vez de negociar, procesar, deglutir… Falta madurez. En todas partes.

-Hablemos de soluciones…

-Hay que entender que las emociones tienen que pasar al primer plano. Tenemos que aprender a gestionarlas. Y con alegría. Como aprendemos matemáticas o historia. Para aprender a vivir en armonía con la Naturaleza, con nuestras familias, con la sociedad, y con nosotros mismos, es urgente y necesario aprender a resolver los conflictos cotidianos de la mejor manera posible. La mayoría de ellos son emocionales.  En todo lo que haces tienes que vivir conscientemente. Lo contrario es garantía del desastre. Actuar por impulsos… es seguir metiendo la pata. Ante cualquier eventualidad, los filtros emocionales condicionan. Yo enseño a tener opciones y recursos para actuar siempre con los mejores resultados.

INVOLUCIÓN

-¿Vivimos en una continua involución?

-Vivimos ignorando las emociones y su trascendencia para nuestra vida y esto conlleva agresividad, falta de respeto, fobias, depresiones, resentimiento… Si no evolucionas con la emoción, involucionas con ella.

-Hablemos de psicofármacos…

-Nos ahorraríamos muchos psicofármacos si fuéramos emocionalmente más maduros. Un ejemplo muy característico de esta falta de madurez lo representa nuestra clase política. Rajoy tiene pánico al error. No sabe actuar. Se queda colapsado.  Nuestra clase política es un desastre total de inmadurez humana. En el campo político se ve muy claramente la inmadurez emocional de todos esos “representantes”. Dan un ejemplo horrible a la sociedad. Seguirles es ir hacia el cadalso. Hablo de todos los bandos políticos, con muy pocas excepciones personales. Pues eso… Si fuéramos más maduros emocionalmente, muchos psiquiatras se irían al paro. En la actualidad, la industria farmacéutica ha encontrado en la cantidad de conflictos emocionales que tiene la población… un negocio muy suculento… medicalizando ese dolor, esas fobias, esas depresiones, esos resentimientos…

APRENDER A MORIR

Irse sin miedo…

-Porque… ¿la muerte no es la muerte? ¿O sí?

-Cuando uno muere no es que desaparezca. Cuando tú has llevado a cabo un proceso vital pleno… te vas tranquilamente de este mundo.  Muchas enfermedades actuales tienen mucho que ver con este no vivir la vida con plenitud: como el alzheimer, por ejemplo.  Se trata de alargar la vida sin vivir con consciencia.  Nuestra naturaleza lleva implícita la eliminación de cosas. Si aceptamos esto no hay miedo. Vivimos en armonía. Si no lo tratamos, si no tenemos herramientas para superar los conflictos, todo esto se transforma en un tabú y es cuando aparecen los problemas asociados. La herencia emocional procesada se transforma en un lastre. Quizás es una de las peores herencias que podemos tener…

Fotos. Juan Miguel Morales

Artículo relacionado:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Entrevista a Jaume Carrió, director del gran cortometraje de animación “Woody & Woody”

Os ofrecemos ahora un avance de nuestro programa de esta semana, No Solo Cine en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *