Home / Audio / Música / “Better call Saul” ¡y Saul, se zampó a Jimmy! (dejando algún daño colateral, por el camino). Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

“Better call Saul” ¡y Saul, se zampó a Jimmy! (dejando algún daño colateral, por el camino). Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

Se nos acabó la 4ª (y lo peor es que, ya, solo nos queda una), de esta serie que nació como un spin-off (de ese clásico que es “BREAKING BAD”), y que lo fue durante sus, casi, tres primeras temporadas, en las que asistimos a la paulatina, pero inexorable, transformación del sosainas de Jimmy McGill, en el hortera, estrafalario y divertido, Saul  “más listo que el hambre” Goodman.

Digo, que nació como un spin-off; porque en esta 4ª, la mejor de lo que llevamos de serie, se ha convertido en una pre-cuela de la obra maestra de VINCE GILLIGAN, e incluso en una secuela, en lo que al personaje de Saul se refiere; puesto que hemos visto, en varios flashbacks, como tuvo que poner pies en polvorosa de Alburquerque (aunque, nos los imaginábamos), y la vida que, desde entonces, le ha tocado llevar.

Todos sabíamos/queríamos, que la serie llegase a este punto; porque TODOS, lo necesitábamos. Necesitábamos a esos personajes que sabíamos que iban a volver a aparecer, con alguna que otra sorpresa incluida; porque, casi, en la totalidad de esas tres primeras temporadas, eran lo que faltaba: PERSONAJES. Personajes, como a los que estábamos acostumbrados, con empaque, carisma, cuerpo, afinidad, empatía… Me refiero a esos personajes, que, sin duda, como Saul, también se habrían merecido su spin-off.

Cosa que, ni Chuck (Michael McKean), ni Howard (Patrick Fabian), ni, incluso Kim (Rhea Seehorn), a pesar de su esfuerzo… tendrán. Por cierto, la química sexual, entre Kim y Jimmy o Jimmy y Kim (tanto monta, monta tanto), es uno de los puntitos flojos de la serie, es algo que no ha funcionado nunca. Básicamente, porque es inexistente, parecen hermanos y ella… ¡la mayor!

Por eso, siempre he mantenido, y mantendré, que no eran necesarias, ni tantas temporadas, ni tantos episodios, para llegar a donde hemos llegado. Sobraba, tanto subrayado.

¿Y qué hemos visto, en esta 4ª? Que el “sopazas” de Jimmy, se ha dado cuenta, de algo que ya sabía, que iba “contra natura”, que ese mundo, por donde transitaba, no era el suyo, que para sentirse vivo/completo tenía que ser… SAUL GOODMAN (como decía, otro grande, Chris Stevens, el ex-presidiario y autodidacta comunicador de la K-Bear, en Cicely (Alaska): “A veces, solo a veces, hay que ser un poco “malo”, para saber que estás vivo”. Lo malo es que Jimmy (y no solo Jimmy…), se lo pasa bomba en el barro, es donde se siente tan vivo, completo y realizado, que pierde la noción del tiempo/medida. Y ese, es un camino sin retorno.

 

Hemos vuelto a reencontrarnos con “viejos amigos”, a conocer los orígenes de esa esas interrelaciones, o a ver como se llevó a cabo, la, mastodóntica, construcción del laboratorio subterráneo en la lavandería… entre otras cosas.

Gran temporada, pero diga lo que diga Guillermo del Toro, por debajo de cualquiera de las de su MADRE, aunque, eso sí, se adivina una 5ª, y final,  ¡APOTEÓSICA!

Agur

Natxo Torres

Experto en series de televisión, de Barakaldo

@NachoHatesHypes

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Entrevista a Pablo Vara director del cortometraje “Sonríe”

  En el programa de esta semana de No Solo Cine en las Ondas, es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *