El estreno de “The Grandmaster” nos hace poner el foco en Bruce Lee.

El film de Wong Kar Wai se centra en la figura de Ip Man que fue maestro de Lee.

En “Ip man 2”, su director Wilson Yip al final de la película ya nos mostraba a un Bruce Lee de niño. Donnie Yen interpretaba a Chen, el protagonista de” Furia Oriental” en “Legend of the fist”, también a las órdenes de Wilson Yip.

Lee Jun Fan (nombre real de Bruce Lee) nació en San Francisco el 27 de noviembre de 1940 debido a que su padre estaba de gira con una obra de la Ópera china cantonesa en América. Murió en circunstancias todavía no aclaradas con solo 32 años en Hong Kong, el 20 de julio de 1973.

Fue actor, maestro de artes marciales, cineasta, filósofo y escritor.

Tuvo un pequeño papel en la película “Marlowe, detective muy privado”. Fue Kato en la serie de televisión estadounidense “The Green Hornet”, de la que hace unos años se hizo una versión para cine, incluso estuvo muy cerca de ser el pequeño saltamontes, papel que luego haría David Carradine, en la mítica serie de tv “Kung-Fu”.

Lee tuvo que volver a Asia, a Hong Kong, para lograr un tremendo éxito, comenzando con “Kárate a muerte en Bankog”, de 1971 y producida por Golden Harvest, la compañía de Raymond Chow que desbancó a la Shaw Brothers, para llegar a lo más alto de la taquilla con “Furia Oriental”, de 1972, la que me parece mejor película de kárate de todos los tiempos. Ese mismo año dirigió su única película, “El furor del dragón” que protagonizó junto a Chuck Norris que debutó en este film en cine. Juntos protagonizaron la famosa pelea del Coliseo de Roma.

El gran éxito llegó con “Operación Dragón” a las órdenes de Robert Clouse y secundado por Jim Kelly y John Saxon, aunque Lee nunca pudo disfrutarlo. Dejó una película sin acabar “El juego de la muerte”. Solo pudo rodar 56 minutos del montaje final antes de morir y se estrenó años después.

Bruce Lee  estudió el pensamiento de los taoístas como Lao-Tsé y Chuang-Tsé, cursó filosofía en la Universidad de Washington donde se interesó especialmente por el pensamiento de Hegel, Marx,  Krishnamurti, y Spinoza entre otros los cuales aplicó a su estilo de vida. Creó su propio método de combate que llamó Jeet Kune Do, el camino del puño interceptor.


Lee se convirtió en una persona muy carismática y es considerado como la figura más importante para la difusión de las artes marciales, de las cuales es una leyenda.

Sobre su vida se rodó en 1993 el film de ficción “Dragón: la historia de Bruce Lee”.

Tras su muerte se rodaron varias películas con teóricos sucesores con nombres como Bruce Li o similares pero que acabaron siendo ínfimos productos. Nadie ha conseguido arrebatarle el lugar principal en las películas de kárate y kung-fu.

Sobre Lee se han rodado muchos documentales, los más conocidos son “Life & legend of Bruce Lee” de 1973, “La leyenda de Bruce Lee” de 1984, “La misteriosa vida de Bruce Lee” de 1993, “Bruce Lee: the lost interview” de 1994 e incluso “Bruce Lee Game of the dead” sobre el rodaje de esta película que contenía una pelea con la estrella del basket Kareen Abdul Jabbar, estrenado en el año 2000.

Su misteriosa muerte también ha dado mucho juego para convertirlo en una figura legendaria, ya que al parecer, el 20 de julio de 1973 fue al apartamento de la actriz china Betty Ting Pei para reunirse allí con el productor Raymond Chow para hablar de una continuación de “Juego con la muerte”. En el apartamento sobre las 14 horas, Lee sintió un profundo y agobiante dolor de cabeza.  Betti, según su versión que es considerada oficial, le proporcionó un analgésico que le sumió en una profunda inconsciencia de la cual ya no volvería, entrando en estado de coma. Fue llevado a un hospital,  en el que ingresó sin vida.

Si viviera tendría actualmente 73 años.

José López Pérez