Ya llevamos mucho tiempo comentándolo, las grandes ciudades se están quedando sin salas de cine.

Ahora le toca la hora de bajar la persiana al Roxy de Valladolid. Abrió sus puertas el 4 de marzo de 1936. Ha resistido casi 74 años pero el próximo miércoles (8 de enero de 2014) realizará su última proyección. Hace solo unos días que cerraron los cines Alexandra de la Rambla de Catalunya de Barcelona.

El propietario actual de los Roxy es el inefable Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid de fútbol. La sala tiene seis trabajadores.

El local pasará a ser ahora un casino.

Los que amamos el cine, los que hacemos cine, cada vez nos sentimos cada vez más tristes.

José López Pérez