Home / La Buena Vida / ¿Cómo cuidarnos en casos de sufrir un cáncer? Primera entrega. Por Gemma Prudencio Sancho

¿Cómo cuidarnos en casos de sufrir un cáncer? Primera entrega. Por Gemma Prudencio Sancho

Todos estamos expuestos a esta dura enfermedad, dependerá de nuestra genética pero también de de los hábitos de cuidados que hemos ido creando en
nuestra vida: fumar, drogas, alimentación insana,  …
Sabemos que existen muchos factores de riesgo, y nunca pensamos que nos puede tocar a nosotros.
Si nos dan esta noticia, hemos de preparar nuestra mente e iniciar una vida diferente, llena de cuidados, más que nunca y positividad. La actitud será clave en los resultados.

¿CÓMO CUIDARNOS Y SENTIRNOS MEJOR?

Cuidados emocionales:
Sabemos cada vez más todos estamos expuestos a esta terrible enfermedad, en la que nuestras células enloquecen y si no las paralizamos a tiempo puede ser mortal.
Aunque la ciencia va avanzando paralelamente, nosotros sólo podemos controlarnos a nosotros mismos y si hemos sufrido una noticia tan terrible
aceptarla y ponernos manos a la obra…

Las primeras reacciones cuando nos llega la noticia TENGO CÁNCER:
Se produce un shock inicial (incredulidad y confusión…), Miedo (al diagnóstico, a las pruebas y al futuro), ansiedad ante los resultados e incertidumbre, reacciones emocionales, como rabia, desesperanza, tristeza, depresión, negación…, dificultades para dormir, pérdida del apetito…

¿QUÉ NOS PASA DURANTE EL TRATAMIENTO?:

La autoestima disminuye, al ver nuestra imagen corporal, la sexualidad disminuye y se sufre un aislamiento social.
Reacciones fóbicas y miedos, ansiedad, estado de ánimo deprimido, rabia…

¿CUANDO VOLVEMOS A LA NORMALIDAD?: miedo a la recaída y a morir, cambio personal, cambio en amistades, preocupaciones relacionadas con la actividad
laboral, mayor espiritualidad existencial, cambio de valores…

UN ANTES Y UN DESPUÉS….

Y SI LA ENFERMEDAD ESTÁ AVANZADA: miedos a la muerte y sufrimiento, dificultad de comunicación, soledad, desesperanza, impotencia y agotamiento,
apatía, perdida de roles, preocupación por la familia…

¿CÓMO ADAPTAR NUESTRA MENTE?
La mayoría de pacientes se adapta bien ante la noticia, pero el 40% presenta síntomas claros de malestar psicológico.
La forma en que cada uno afronte su enfermedad dependerá de la combinación de un conjunto de variables clínicas psicológicas. Es importante observar
que no hay una manera única y mejor de adaptarse, existiendo importantes diferencias individuales.

CAMBIOS EN EL ASPECTO FISICO: presencia de cicatrices, problemas de piel, cambios de peso, caída o debilitamiento del cabello, caída de cejas, pestañas, pelo corporal, alteraciones en las uñas, expresión facial.

Iremos tratando en otros posts, como cuidar la piel, cabello y uñas.
Existe unas alteraciones de nuestra imagen que nos afectan…
Creencias disfuncionales asociadas a la identidad : sentirse menos mujer u hombre, pérdida de identidad personal…
Perdida de actitudes importantes: erotismo o sensualidad, perdida posible de una función vital…cambio de hábitos.
En el nivel afectivo, respuestas emocionales condicionadas a los cambios físicos, ansiedad, insatisfacción, frustración.
Nuestra conducta puede cambiar: comportamientos de evitación y/o compensación hacia el propio cuerpo y hacia los demás: conductas obsesivas, conductas evitación social, aislamiento, evitar mirarse al espejo, …

¿CÓMO AFRONTARLO?
Favorecer y cuidar nuestro aspecto físico, con los productos adecuados.
Mimarnos más que nunca nosotros mismos.
Integrarnos con la nueva imagen: somos personas ya diferentes físicamente.
Tratamiento y ayuda psicológica, un coach puede ayudarnos a sentirnos mejor durante el proceso.
Información y corrección de ideas erróneas.
Mantener hábitos y estilos beneficiosos para nosotros
Aprender a comunicar la experiencia y los sentimientos es muy importante
Estar con gente en la misma situación, son los que más pueden entendernos, participar en grupos de apoyo, potenciar otros aspectos de la autoestima y autovaloración personal.

Para concluir diré:

Todos podemos sufrir esta gran enfermedad, hay que diseñar un nuevo estilo de vida.
Las circunstancias, muchas veces no las podemos cambiar, pero si podemos cambiar la forma de afrontarlas.
Adoptar un papel activo durante el proceso de enfermedad proporciona una sensación de control, que influirá en nuestro bienestar.
Tener valor no significa no experimentar miedo, significa que a pesar de nuestros temores decidimos actuar y hacer frente.

La enfermedad también puede aportar experiencias positivas, nos hará crecer espiritualmente y ser más fuertes cuando la hayamos superado.

Continuará…

Gemma Prudencio Sancho GPS Lab

About JLP jose

Check Also

La renovación de la piel. Por Gemma Prudencio Sancho

En este post, hablaré de cuáles son las funciones principales de la piel En el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO