Home / Cantos de Sirena / CONCIERTO DE LA TCB ELVIS BAND EN BARCELONA: ¡OH MY BOY! POR HELENA GARCÍA

CONCIERTO DE LA TCB ELVIS BAND EN BARCELONA: ¡OH MY BOY! POR HELENA GARCÍA

La sala Apolo de Barcelona acogió el pasado sábado el concierto de la emblemática “TCB Band” y que ha podido llevarse a cabo gracias al esfuerzo del equipo que conforma el Club Elvis España. La “Take Care of Business (TCB) Band” (“take care of business” era una frase que Elvis Presley siempre decía), compuesta por el guitarrista James Burton, el batería Ronnie Tutt, el pianista Glenn D. Hardin y el bajista Norbert Putnam, era la banda que acompañó a Elvis durante los más de 1.100 conciertos que realizó entre 1969 y 1977, por lo que su primera actuación en Barcelona ha tenido un significado muy especial para el nutrido grupo de admiradores del rey del rock que asisitieron a este histórico evento. Un público entregado, venido de diferentes partes de la geografía española y europea, que no dejó de corear todas y cada una de las canciones.

Con los primeros acordes de la mítica “Así habló Zaratrusta”, música que daba el pistoletazo de salida a los multitudinarios conciertos que ofrecía Elvis durante los 70’,  entraron la banda y el cantante, el austríaco Dennis Jale. Y, como no podía ser de otro modo, “C C Ryder” empezó a sonar, siguiendo las pautas de los conciertos del Rey. Gran actuación la de Jale, que consiguió trasladar a casi todas las canciones el mismo tono de voz que Elvis. Y digo “casi” porque en “Always on my mind” ofreció un estilo de cantante melódico que distaba de los tonos en los que Elvis la cantaba. Por otro lado, si cerrabas los ojos durante las canciones “I´ll remember you”, “The girl is gonna stay” o “Don´t cry daddy” se te ponían los pelos de punta porque parecía que el mismo Elvis estuviera ahí mismo.

A lo largo de las casi dos horas de concierto, el público pudo deleitarse con un repertorio bien escogido, similar al que en su día sonó en el “Aloha from Hawaii” de 1973. Clásicos como “That´s all right mama”, la citada “Always on my mind”, “Blue suede shoes” o “Heartbreak hotel” fueron de las más aplaudidas, aunque tampoco faltaron “Burning love”, “The wonder of you”, “Suspicious minds” o “Polk salad Annie”, entre otras.

Muy jaleado fue el momento en el que Sandro, un jovencísimo músico, subió al escenario para acompañar al conjunto, a la batería, en un medley de lo más “rocanrrolero”: “Hound Dog”, “Jailhouse rock” y “Roll over Beethoven” fueron las elegidas.

Otro de los momentos más aplaudidos fue cuando una admiradora subió al escenario durante la canción “Big boss man”.  Elvis siempre atendía las peticiones de sus fans a lo largo de los conciertos, así que ese acto tan espontáneo resultó perfecto en ese contexto.

Y la guinda del pastel fue la presencia del mejor amigo, padrino de boda y road manager de Elvis, “Diamond” Joe Esposito, que contó varias anécdotas de su amistad con Presley: que se conocieron en Alemania durante la mili, que era una excelente persona y que trabajar para Elvis suponía estar disponible 24 horas al día, 7 días a la semana durante todo el año.

Y con “Elvis has left the building” se puso punto y final. Lástima que acabara…

Helena García

 

 

About JLP jose

Check Also

Crítica de “Annabelle vuelve a casa”: Entretenimiento “teen”

Este viernes se estrena en los cines de nuestro país la nueva entrega de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO