Home / Ecología / Cotó Roig: Algodón andaluz e industria textil catalana. Por Carolina Sánchez

Cotó Roig: Algodón andaluz e industria textil catalana. Por Carolina Sánchez

Nota inicial del editor: Publicamos ahora un artículo que aparece en el actual número de la revista The Ecologist que dirige Pedro Burruezo. Y lo hacemos como siempre con autorización expresa de este medio de comunicación.

Cotó Roig es un proyecto que pone en el mercado piezas de algodón y muestra la cara de todas las profesionales que intervienen en el proceso. La trazabilidad es sencilla: se proveen de algodón andaluz y ellas ponen la industria textil catalana. Aportan nuevas ideas para incentivar la creación y el diseño. Cotó Roig trabaja para una industria textil sostenible con tejidos adecuados y de proximidad. Estuvieron en BioCultura BCN y charlamos con Àngels Parramon.  Esta entrevista se publicó en el suplemento BioCultura Info del número 74 de The Ecologist.

Àngels Parramon es ingeniera agrónoma y promotora del proyecto. Ha trabajado en diferentes ámbitos del mundo agrícola y del mundo humanitario. Desde el año 2013, nos dice, “decidí volver a casa y me puse a trabajar para llevar a cabo un proyecto de vida que tuviera implicación social y medioambiental. En este proceso de creación conocí a Rosa Escalé y nos pusimos a trabajar para que Cotó Roig fuera una realidad”.

-¿Cómo empezó vuestra empresa y por qué?
-Nuestra empresa empieza a funcionar en  2014 después de una campaña de mecenazgo. En el mes de agosto del 2014 empezamos a tener los primeros tejidos. Empieza como una alternativa textil local, como una alternativa textil con otra mirada, con otra manera de hacer las cosas, visibilizando quién hay detrás de cada proceso.

EN ECOLÓGICO
-¿Por qué os dedicáis al textil ecológico?
-Nuestro textil es “ecológico” porque minimizamos recorridos. El otro día vi un estudio de una empresa grande que decía que una  camiseta de algodón puede recorrer más de 10.000km hasta que llega al consumidor final. Nuestro algodón és de producción integrada y está regulado por unas normativas y controles. Minimizamos los acabados.
-¿Cómo veis ese sector del textil sostenible en la actualidad?
-Este sector está en auge, pero para nosotras falta un poco más de criterio y conocimiento para que no sea solo una moda, sino que se incorpore dentro de las vidas de los consumidores.

RECUPERACIÓN
-¿El textil ecológico es una buena oportunidad para que Catalunya recuperara su pasado textil glorioso?
-No creo que se pueda recuperar, aunque sí al menos podríamos mantener lo que aún queda. De todas maneras falta un ejercicio de cambio de mentalidad importante: el textil se ha desvalorizado tanto que ya no sabemos cuál es el precio real de las cosas. El otro día  vi en una publicidad que se hablaba de unos bolsos que se hacían en Colombia que eran tan elaborados que se tardaba 25 días en hacerlos. Algo artesano, pero el precio de venta eran 35 euros… ¿Eso tiene alguna lógica? ¿De qué vive la persona que lo hace?

ALGODÓN ANDALUZ
-¿Por qué tipo de materias primas apostáis? ¿Quién os provee?

-Nosotras trabajamos con algodón andaluz, nos proveen desde Andalucía.
-¿Con qué certificaciones contáis?
-Certificación del algodón en producción integrada. Y trabajamos con acabadores que cumplen la Oikotex 100.
-¿Por dónde van a ir los tiros en el futuro en el textil sostenible catalán y/o del resto del estado?
-Se están moviendo muchas cosas y se están estudiando tejidos y formas de fabricar nuevas. Se ampliarán los tejidos alternativos que estén libres de tóxicos y que sus procesos de fabricación consuman poca agua y energía. También va a seguir el auge del reciclaje, proceso en el que se van ir mejorando todos los pasos.

BIOCULTURA
-¿Qué es BioCultura para vosotros?

-Una muy buena plataforma de lanzamiento, donde hemos encontrado clientes y amigos. También hemos aprendido mucho.
-¿En qué medida la Administración podría apostar por el textil ecológico para dar trabajo a mucha gente y no lo hace?
-La Administración creo que va abriendo los ojos, pero sigue anclada en los intereses de las casas de pesticidas, de semillas, etc. Es siempre el poder de unos pocos que se opone a las soluciones para el bien común.

ELLAS SE REPRESENTAN: DOS MUNDOS DISTINTOS

Rosa: Me parieron debajo de un telar y me acunó el ruido de las máquinas… Soy de una raza en extinción que conozco el textil por cultura (mi entorno) como ya pocos de mi generación. Empecé como aprendiz local y me jubilé como creativa para colecciones mundiales de moda en tejidos de algodón.

Àngels: Yo no soy del ramo textil, yo nací más bien entre peces y campos, disfrutando de la naturaleza en todos nuestros juegos. Desde pequeña quería hacer cosas para que la vida de todos fuera más simple, bonita y feliz. Mi estancia en un campo de refugiados durante la guerra de los Balcanes hizo que me acercara al mundo agrícola y encaminé mi formación hacia la tierra y el agua. Esto me ha permitido trabajar en diferentes países y en distintos ámbitos, y conocer a personas y situaciones vitales muy diversas, que me han ayudado a enfrentarme al mundo con valentía y a decirme a mí misma que nada es imposible.

Carolina Sánchez

Foto: Juanmi Morales

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“Japón, el archipiélago de la cultura”, una trilogía para amantes del país nipón

El proyecto “Japón, el archipiélago de la cultura”  es una Trilogía sobre Japón, en el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *