Home / Cine Clásico / Crítica de la obra maestra de Billy Wilder, «El gran carnaval». Por Mario Delgado Barrio

Crítica de la obra maestra de Billy Wilder, «El gran carnaval». Por Mario Delgado Barrio

11Ficha técnica.- Título original: “Ace in the Hole”. Año: 1951. Duración: 111 minutos. Producción: Paramount. Guión: Billy Wilder, Lesser Samuels y Walter Newman. Fotografía: Charles Lang Jr. Música: Hugo Friedhofer. Dirección: Billy Wilder. Intérpretes: Kirt Douglas (Chuck), Jan Sterling (Lorena), Robert Arthur (Herbie), Frank Cady (Al), Porter Salon (Jacob), Richard Benedict (Leo), Ray Teal (sheriff Kretzer), Gene Evans (Ayudante), Henry Harvey (doctor Hilton).

 

Argumento.- Chuck Tatum es un periodista sin escrúpulos que atraviesa una mala racha a causa de su adicción al alcohol, por lo que se ve obligado a trabajar en un pequeño periódico de Nuevo México. Un minero indio queda atrapado en una cueva y Chuck ve con ello la oportunidad para volver a triunfar en el mundo del periodismo.

 

Antecedentes históricos.- William Collins fue un explorador de cuevas de Kentucky que el día 30 de enero de 1925 quedó atrapado en un pasadizo muy estrecho, este hecho se convirtió en una importante noticia periodística a nivel nacional. Resultó imposible rescatarle pronto, hasta que el 13 de Febrero llegaron al lugar donde se encontraba y un doctor certificó que llevaba muerto tres o cuatro días.

grancarnaval

Comentario.- Obra maestra de Billy Wilder, basada en un hecho real ocurrido en Kentucky, que curiosamente no fue apreciada en su estreno ni por la crítica ni por el público, pero hoy en día totalmente reivindicada. Wilder nos ofrece un ácido y corrosivo retrato del ansia de poder, del sensacionalismo de la prensa, de la ambición política, del voyerismo insensible ante la desgracia ajena. El guión en el que colaboró el periodista Lesser Samuels, describe perfectamente a los personajes. Chuck es un ambicioso y amoral periodista, que no se inmuta ante la desgracia ajena que utiliza en beneficio propio y resulta uno de los peores personajes de la historia del cine y del que Wilder ofrece un retrato absolutamente despiadado, el mismo se define al decir: “Las malas noticias venden mejor. Las buenas noticias no son noticias”. Lorraine es una atípica “mujer fatal”, amargada y aburrida en medio del desierto, que intenta seducir a Chuck para poder escapar del lugar, el sheriff es un ser ambicioso que está convencido de que cuanto más dure la historia del hombre atrapado más beneficiosa será para sus aspiraciones políticas, de cara a las próximas elecciones, Leo es el indio atrapado locamente enamorado de su mujer Lorraine, que es su única razón para vivir; los ciudadanos, tan culpables como los medios de comunicación, atraídos por el morbo de la desgracia ajena y como contraste positivo tenemos la figura de Jacob Boot, el director del periódico que tiene unos principios éticos y no se deja llevar por la ambición de aumentar la tirada con sensacionalismos falsos.

Hay que destacar la magnífica fotografía de Charles Lang Jr de luces y sombras, que alterna primeros planos impresionantes, con grandes panorámicas del desierto y recrea un ambiente del más puro “cine negro”, y así  vemos una atmosfera asfixiante bajo el sol del desierto y como contraste el interior de la cueva plena de escombros y polvo con la zona del derrumbamiento realmente claustrofóbica.                                                                                            Una genial interpretación de Kirt Douglas, que con un personaje detestable, embauca al espectador que llega a olvidarse de su perversa actitud y está muy bien acompañado por la bella Jan Sterling y unos buenos actores secundarios. El film tiene una buena banda sonora del clásico Hugo Friedhofer en la que escuchamos las canciones “Hut-Sut” y “Estamos llegando Leo” y Wilder remata su obra maestra con un inolvidable final, con un primer plano para la eternidad. ¡HONOR Y GLORIA ETERNOS PARA BILLY WILDER!

El-gran-carnaval (13)

Anecdotario.- Rodada en el Desierto de Nuevo México, Gallup y Alburquerque en Nuevo México, la película fue un fracaso de crítica y público. Los extras fueron vecinos de Gallup contratados por 75 céntimos a la hora. Esta es una de las películas preferidas de Woody Allen que confesó públicamente su admiración por Billy Wilder. Kirt Douglas era hijo de un trapero por lo que tuvo que trabajaren innumerables oficios, entre otros: practicante de lucha, botones, vendedor de bocadillos, repartidor de periódicos… Al licenciarse del Ejército trabajó en el teatro en Broadway y llamó la atención del mundo del cine siendo contratado por Hal Wallis debutando en 1946 con la gran película  de Lewis Milestone “El extraño amor de Marta Ivers”  junto a Bárbara Stanwyck y Van Heflín y se consagró en 1949 con el papel de boxeador en la obra maestra de Mark Robson “El ídolo de barro” por el que fue nominado al Oscar por primera vez, en 1952 consiguió su segunda nominación por “Cautivos del mal”, de Vincente Minnelli y en 1957 su tercera y última por “El loco del pelo rojo”, de Minnelli en el papel del famoso pintor Van Gogh. Tiene en su haber numerosas y grandes interpretaciones pero nunca consiguió el Oscar que merecía sobradamente y para compensar tamaña injusticia la Academia le concedió en 1996 el Oscar de Honor. Fue el actor que tuvo el honor de acabar con “la lista negra” de “la caza de brujas” cuando al estrenarse la película “Espartaco” en la que él era interprete y productor ejecutivo dio crédito a su guionista Dalton Trumbo que estaba incluido en esa lista. Un auténtico mito del cine que está a punto de cumplir 100 años. Jan Sterling era de familia rica por lo que fue educada en escuelas privadas y se dio a conocer como actriz en 1948 al actuar en “Belinda” , de Jean Negulesco , actriz eficaz de gran belleza, nunca llegó a ser estrella, pero actuó en películas importantes: “Unión Station”, de Rudolph Mate, “Sin remisión”, de John Cromwell, “Reto a la muerte”, de Lewis Allen o “Cárcel de mujeres”, de Lewis Seiler.

Mario Delgado Barrio

Sobre Mario Delgado Barrio

experto en cine classico

Artículos relacionados:

Crítica de “Con faldas y a lo loco” (1959), obra maestra de Billy Wilder. Por Mario Delgado Barrio

Crítica de la película “Primera Plana” (1974). Obra maestra de Billy Wilder

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“Una íntima convicción”: Cuestionando el sistema judicial

Pocas películas muestran tan bien, y con tanto talento, el sistema judicial, como la francesa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO