Home / Cantos de Sirena / Crítica de la película «50 sombras de Grey»: Consigue lo que busca. Por Helena García

Crítica de la película «50 sombras de Grey»: Consigue lo que busca. Por Helena García

Ni una crítica positiva he encontrado del film desde que se estrenó el pasado 13 de febrero. Sin embargo, y a pesar de arriesgarme a recibir feedbacks negativos, yo voy a romper una lanza en favor de la película, más por lo que comprende que por el film en sí.

Partimos de la base del éxito de ventas de la trilogía escrita por Erika Leonard James, un blockbuster que recuerda al que, en su día, también tuvo la vampírica saga “Crepúsculo” (ya sabéis, la historia de amor entre la humana Bella y el vampiro Edward). Con esto la productora ya se asegura, al menos, que los lectores (lectoras más bien) acudan al cine a ver plasmada en pantalla grande la historia entre Anastasia Steele y Christian Grey.

50shades3

La película en sí no vale más que el libro. Ambos productos no estarían a la altura de merecer el peor de los premios en sus categorías respectivas. El libro está escrito como el culo y el film tiene carencias por todas partes que no sabría ni por dónde empezar. Cualquier persona medio inteligente que le guste el cine y la lectura es consciente de esto (o es lo que quiero pensar, claro. También puede haber gente que eleve a los altares ambos productos y les construyan una hornacina pero entonces ya no entraría en el target de medio inteligente, evidentemente). En realidad, el libro está lleno de topicazos que busca agradar a un público muy concreto (fan también de historias como “Pretty Woman” o el anteriormente citado “Crepúsculo”) al igual que los libros románticos de bolsillo que puedes encontrar en cualquier gasolinera de carretera secundaria o en algún ambigú de playa. “50 sombras de Grey” simplemente pretende trasladar a imagen real la típica y tópica fábula que se narra en el libro de la típica tópica pobre chica guapa y/o guapa chica pobre que cae rendida ante los encantos del también típico tópico guapérrimo rico de turno y la consecución de momentos que lleven al zenit de su unión en un contexto de pretendido sadomasoquismo. Muestra lo justo de manera muy light y delicada, la verdad, aunque se echa de menos un toque de sensualidad y pasión a lo Kathleen Turner y William Hurt en “Cuerpos ardientes”.  Y es pretenciosa: los juegos sadomasoquistas que se ven son casi Disney y al salir Dakota Johnson desnuda da la sensación que quieren ser de lo más atrevidos. Americanos… Y que esta historia esté mal contada, con diálogos que dan pena y situaciones forzadas metidas con calzador, no es óbice para que, en todo su contexto, la película pueda gustar al público al que va dirigida: las lectoras de la saga. Para el resto, es otra historia.

Lo mejor de todo es el descubrimiento de Dakota Johnson como actriz, que se come con patatas a Jamie Dornan, que está frío e impertérrito y sólo sirve para mostrar figura y pectorales (más que suficiente).

En definitiva, “50 sombras de Grey” simplemente pretende satisfacer a su público objetivo y esta premisa la cumple con creces.

 

Helena García Castaño

@Hgcsirena

About JLP jose

Check Also

Programa 217 de No Solo Cine en las Ondas

“Recuerda que eres tan bueno como lo mejor que hayas hecho en tu vida”. Billy …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO