Home / Animación / Crítica de la película “Astérix: El secreto de la poción mágica” (2018): Garantiza diversión

Crítica de la película “Astérix: El secreto de la poción mágica” (2018): Garantiza diversión

De niño disfruté muchísimo con los comics de “Astérix”, forman parte de mi memoria emocional. Me gusta especialmente la denominada “línea clara”. Estas historietas cómicas francesa fueron creadas por René Goscinny (guion) y Albert Uderzo (dibujo. Aparecieron por primera vez el 29 de octubre de 1959 en la revista Pilote antes de ser publicadas como álbum. La serie fue concebida en el suburbio de Bobigny (Sena-San Denis), Francia. Han hecho disfrutar hasta la fecha a varias generaciones.

Astérix vive alrededor del año 50 a. C. en una aldea ficticia al noroeste de la Galia, la única parte del país que no ha sido conquistada aún por Julio César, también personaje de la serie.

Un elemento clave para el éxito de la serie es el hecho de que contiene elementos cómicos para lectores de distintas edades: a los niños suelen gustarles las peleas y otros gags visuales, mientras que los adultos suelen apreciar las alusiones a la cultura clásica, las figuras contemporáneas y los juegos de palabras.

Sobre Astérix y los habitantes de la aldea se han realizado muchas películas, tanto en animación, como en imagen real. Personalmente me gustan más las primeras.

Son 14 en total, 10 de animación y 4 en imagen real. La primera fue “Astérix, el galo”, en 1967.

“Astérix: El secreto de la poción mágica” no traiciona en absoluoa el espíritu de la saga, si acaso le añade elementos infantiles.

Inicialmente el protagonismo recae en Panoramix, el druida creador de la poción mágica. Un día, y de forma casual, sufre una caída recogiendo muérdago y decide que ha llegado la hora de asegurar el futuro del pueblo. Acompañado por Asterix y Obelix, emprende la búsqueda de un talentoso druida al que quiere transmitirle el secreto de la poción mágica para que sea su sucesor.

En esta ocasión la animación busca la sencillez, se aleja de los alardes y las nuevas tecnologías, para acercarse a los comics.

La película funciona bien, es muy divertida. La idea es clara, mantener a sus fans y encontrar nuevos públicos. Lo consigue.

No es la película definitiva sobre Astérix, pero no decepciona, por Tutatis.

Repite el tándem Alexandre Astier y Louis Clichy que ya dirigieron la anterior, “Astérix y la residencia de los dioses” (2014), y lo hacen con seguridad, confiando totalmente en el material gráfico de partida.

Obélix no tiene tanto protagonismo como en otras entregas.


Estamos ante una película muy entretenida.

José López Pérez

@JLPnosolocine

 

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“Joker” en su tercer fin de semana en España recauda 3.000.000 €. Cifras del top 5

Se veía venir. “Joker” es la película más taquillera en España, en su tercer fin …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO