“Dos contra el gran asesino” es el título en castellano de una película bastante olvidable de kárate de 1972 que vi en el cine Florida de L´Hospitalet de Llobregat, en un programa doble. Su trama era muy poco original, todo estaba en función de la larga escena de lucha final.

“Brigada de élite” me la ha hecho recordar, fundamentalmente por su tramo final. Estamos ante un film que presagiaba resultados mejores al tener un elenco de grandes intérpretes: Josh Harlin, Ryan Gosling, Emma Stone, Sean Penn y Nick Nolte.

La ambientación es muy buena nos lleva al año 1949, el aspecto visual se mueve entre lo clásico y lo moderno, pero el guión es francamente flojo.

Cansados de que los métodos habituales no lograran sus frutos, en 1949 a un policía honesto le encargan que forme un grupo especial para destrozar toda la red de prostitución, drogas y extorsiones del pérfido y malvado Mickey Cohen que pretende manejar todos los hilos del mundo del hampa y el crimen de la ciudad de Los Ángeles.

El director Ruben Fleischer emplea mucho metraje en dar a conocer la trama y dar espacio a que se forme la banda. Hay demasiada violencia, poca sorpresa, escaso ingenio en el guión de Will Beall que se basa en el libro de Paul Lieberman. La trama quiere acercarse a “Los Intocables” pero carece de profundidad, todo es demasiado obvio, los diálogos no tienen ingenio y así todo va perdiendo interés. Fleischer es el autor de “Bienvenidos a Zombieland” y “30 minutos o menos”.

Harnet, Gosling y Stone destacan en alguna escena, pero el guión no le da ninguna oportunidad de lucimiento a Sean Penn, uno de los grandes actores de todos los tiempos pero que aquí está francamente mal, exagerado y de poca entidad como malvado, fundamentalmente porque su personaje no da para mucho, no logra nunca inquietar, está en las antípodas del de Leonardo Di Caprio en “Django unchained”.

“Gangster squad” es un film creado para que funcione comercialmente y poco más. Se acaba haciendo demasiado largo, no hay sorpresa alguna. Al final hay el tópico enfrentamiento contra el gran asesino, por el camino se irán produciendo las consabidas bajas en el bando de los buenos, todo está impregnado de un aire reaccionario y retro.


José López Pérez