Home / Críticas / Crítica de la película “Carol” (2015). Por Dani Arrébola

Crítica de la película “Carol” (2015). Por Dani Arrébola

Carol-115063260-largeEn esta ocasión he invitado a mi paisano y talentoso joven periodista Dani Arrébola Concejero de Apetece Cine a que nos ilustre con su punto de vista sobre la película “Carol”.

Ha titulado su crítica “Yo también me apunto a ACAROLAR a Rooney Mara”. Os dejo con él.

 

En Cannes inhaló cierto aliento fresco entre aquellos críticos privilegiados que pudieron disfrutar -y recién salido del horno- del último trabajo realizado por el estadounidense Todd Haynes. Si a este buen sabor de boca le sumamos media docena de nominaciones a la estatuilla dorada, las ganas del resto de los mortales por ver Carol se acentuaban hasta este momento, el de su estreno en nuestras salas. Y excavando aún más en tal larga espera encontramos en el cartel otras dos buenas razones que agrandan este apetito: Cate Blanchett y Rooney Mara.

La primera y más mayor es Carol, protagonista que da nombre a la célebre novela de Patricia Highsmith y que Todd Haynes adapta con un cuidado de enfermero de guerra, sobre todo en su lienzo estético por la elegante y navideña Nueva York de los 50. Blanchett se enfunda en abrigo de visón bajo la piel de una casada con un millonario a la que el día a día entre billetes y viajes no le va nada bien. La segunda es Therese, una joven dependienta de un centro comercial cuyo noviazgo y presente social no le acaba de estimular ese gusanillo pasional que debería pasearse en cualquier alma veinteañera. Pero claro, esta sosaina y frustrada vida cambiará radicalmente en cuanto ambas se topen en una compra-venta de muñecas, trenes eléctricos y de flechazos a primera vista.

Carol-853446584-largeY mientras nos abrigamos por esa refinada piel de la película, pensamos en la mejor manera posible de declararnos a Rooney Mara y, si puede ser, confesarle nuestra predilección antes que nos la quite su clienta cambia-vidas. Ambas protagonizan un tuya-mía inolvidable en el que si los gestos de la Blanchett son capaces de escurrir los grados de cualquier termómetro emocional, la magnética mirada de Mara debería ser considerada por la UNESCO para incluirla como patrimonio de la humanidad. Haynes sabe exprimir al máximo no sólo el pelaje de las dos actrices sino también la pulpa de las páginas escritas por Highsmith que contienen una sutil reflexión sobre el amor carnal y espiritual entre el mal llamado sexo débil. Todo está narrado a través del perfume más caro del escaparate, en el que trasluce la cremosa fotografía de Lachman mientras suenan las educadas y exquisitas notas musicales del también nominado al Oscar, Carter Burwell.

Carol es uno de esos melodramas de invierno que se degustan en pantalla con el paladar paciente y bien abrigado, pero es también una opción perfecta para reconciliarte con un género endeble en los últimos años. Y, por supuesto, es una oportunidad dorada de asistir a un duelo interpretativo cuyas espadas son las miradas que, cámara y cama en mano, nos regalan dos actrices en estado de gracia. Y es que uno se apunta rápido a ACAROLAR a Rooney Mara…

Dani Arrébola

@dani3arrebola

Artículos relacionados: http://www.nosolocine.net/las-10-mejores-peliculas-de-2015-segun-dani-arrebola/

Me apetece un Vermouth. ¡Y otro de Begur! Por Dani Arrébola

 

 

About JLP jose

Check Also

“The end of the fucking world” (2ª temporada) o cuando Netflix, no se molesta ni en disimular. Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

Esta serie, no pienso repetir el título, fue uno de los “sleepers” del pasado año, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO