Home / Cine Clásico / Crítica de la película clásica “Invasión en Birmania” (1962). Por Mario Delgado Barrio

Crítica de la película clásica “Invasión en Birmania” (1962). Por Mario Delgado Barrio

Ficha técnica.- Título original: “Merril´s Marauders”. Año: 1962. Duración: 98 minutos. Guión: Samuel Fuller y Milton Sperling según la novela de Charlton Ogburn. Fotografía: William H. Clotier. Música: Howard Jackson. Dirección: Samuel Fuller. Intérpretes. Jeff Chandler (Merrill), Ty Hardin (Teniente Stockton), Claude Akins (Sargento Kolowitz), John Hoyt (General Stilwell), Jack C. Williams (doctor).

Argumento.- Durante la II Guerra Mundial el general Merrill, jefe de una brigada de Infantería compuesta por 3.000 soldados voluntarios tiene como misión impedir el avance de las tropas japonesas en Birmania.

 

Antecedentes históricos.- En Agosto de 1943 durante la Conferencia de Quebec el Presidente de EE.UU Franklin D. Roosevelt, el Primer Ministro inglés Winston Churchill y otros líderes occidentales decidieron que era necesario enviar una fuerza expedicionaria detrás de las líneas enemigas en Birmania con el objetivo de destruir las líneas de abastecimiento y comunicaciones japonesas, la responsabilidad de esta misión recayó en el ejército americano y la llamada de Roosevelt fue respondida por 3.000 soldados procedentes de distintas unidades formándose así la llamada “los merodeadores de Merrill” al mando del general Merrill. Tras un periodo de entrenamiento secreto en la selva, atravesaron la cordillera del Himalaya, sin tanques ni artillería pesada, recorrieron más de 1.000 millas hasta alcanzar Birmania, adentrándose en sus casi impenetrables junglas y participaron en 5 enfrentamientos en los que derrotaron a la 18 División japonesa que les superaba ampliamente en número y culminaron su misión con la toma del aeródromo de Myitkyina en el Norte de Birmania.

 

Comentario.- Una gran película bélica de Samuel Fuller, especialista en este género, deudora de la magnífica “Objetivo Birmania”, de Raoul Walsh  de 1945  en la que sin maniqueísmos, nos habla de la sinrazón de la guerra, de hombres abocados a un trágico destino, rodada sin concesiones y con gran realismo. Aquí no hay héroes sino seres humanos que sufren, se desmoralizan, se cansan, enferman y mueren. La película está dedicada a los Merodeadores de Merrill, una unidad real de voluntarios escogidos para reconquistar Birmania y tiene como auténtico protagonista a la jungla, perfectamente fotografiada por el gran William H. Clotier, con una marcha de 1.000 millas a través de ella y con una vegetación tan tupida que hay momentos en los que los soldados no saben si es de día o de noche y donde en la realidad histórica muchos soldados murieron como consecuencia de enfermedades tropicales. Un comienzo magnifico, unas secuencias bélicas muy bien rodadas y un interés in crescendo hasta el final, en este sentido hay que señalar que  el final original, ideado por el director, era un plano general con cientos de cadáveres y el médico diciéndole a Merril que se había conseguido el objetivo previsto pero a un altísimo precio, pero el ejército estadounidense presionó a la productora y consiguió que fuera sustituido por otro convencional y propagandístico con el desfile de la 101 División Paracaidista, el enfado de Fuller fue monumental y la Warner le retiró su apoyo para su película “Uno, rojo, división de choque” por lo que  el director tuvo que esperar  casi 20 años para poder realizarla. Jeff Chandler realizó una gran interpretación, muy bien secundado por varios de los grandes actores secundarios de Hollywood, que como siempre contribuían al buen acabado de las películas en las que intervenían.

0 db_15951

Anecdotario.-Rodada en Filipinas. El actor que interpreta al ayudante de Merrill fue en la realidad uno de los soldados del citado general e intervino en la campaña con el nombre de Samuel Wilson. Samuel Fuller comenzó trabajando como periodista en las secciones dedicadas a la delincuencia e intervino como soldado en la II GM, participando en las invasiones de África, Sicilia y Normandía combatiendo además en Bélgica y Checoslovaquia, siendo testigo en 1945 de la liberación de un campo de concentración nazi y por los servicios prestados fue condecorado con la Estrella de Bronce, la Estrella de Plata y el Corazón Purpura. Como director de cine fue conocido por sus intensos primeros planos y sus secuencias violentas y trágicas y se especializó en el género bélico en el que realizó: “Casco de acero”, y “A bayoneta calada” y fue reconocido por “la nouvelle vague” adquiriendo así un merecido prestigio Ty Hardin intervino en la Guerra de Corea y al acabar esta decidió aprovechar su gran atractivo físico para intentar convertirse en actor, estuvo casado con la Miss Universo Marlene Schmidt y en los años 70 se quedó a vivir en España, creando una cadena de lavanderías y regentando un bar, pero tuvo problemas con un alijo de hachís, por lo que tuvo que volver a EE.UU. y finalmente  dedicó su vida a la faceta de predicador. Claude Atkins fue un eficaz actor secundario, de gran presencia física, especializado en el western en papeles de duro e intervino como actor invitado en numerosas y populares series de TV. William H. Clotier fue uno de los grandes directores de fotografía de su época, trabajó en España entre 1933 y 1938 siendo encarcelado durante nuestra guerra civil y participó en la IIGM como teniente coronel de las Fuerzas Aéreas de EE.UU. , participando en diversas misiones con el Memphis Belle, y estuvo nominado al Oscar en 1960 por “El Álamo” , de John Wayne y en 1964 por “El gran combate”, de John Ford.

 

Mario  Delgado  Barrio

 

About JLP jose

Check Also

“The laundromat: Dinero sucio”: Sí, pero no

Steven Soderbergh ((Atlanta, Georgia; 14 de enero de 1963) es un cineasta de extensa trayectoria, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO