Home / Audio / Música / Crítica de la película clásica «La casa número 322» (1954), de Richard Quine. Por Mario Delgado Barrio

Crítica de la película clásica «La casa número 322» (1954), de Richard Quine. Por Mario Delgado Barrio

109726Ficha técnica.- Título original: “Pushover”. Año: 1954. Duración. 88 minutos. Guión: Roy Huggins. Fotografía: Lester. H. White. Música: Arthur Morton. Dirección: Richard Quine. Intérpretes: Kim Novak (Leona), Fred Mac Murray (Paul), Phil Carey (Rick), Dorothy Malone (Ann), E. G. Marshall (teniente Eckstrom), Allen Mourse (Paddy), Alan Dexter (Fine), Phil Chambers (Briggs), Ann Morris (Ellen).

 

Argumento.- Paul es un policía veterano y un tanto desencantado de su profesión, que por encargo de su jefe entra en contacto con la bella Leona, amante de un atracador, con objeto de poder atrapar al gánster, cuando después de haber cometido el robo a un banco, vuelva para buscarla. Lo que comienza con un trabajo oficial termina con una pasión amorosa que le lleva a aceptar la idea de Leona para asesinar al atracador y quedarse con el dinero.

 

Comentario.- Magnifica película poco conocida, cine negro en estado puro, con la noche y la calle como protagonistas y en donde “la mujer fatal” y el azar se unen para conseguir la destrucción final del protagonista. El film cuenta con la estimulante belleza sensual de Kim Novak y tiene unos logros estéticos cinematográficos indudables pero por encima de todo esto que no es poco, puede considerarse como un magnifico retrato de la policía norteamericana, personificada en cuatro de sus componentes de caracteres tan diferentes que pueden ser representativos de la totalidad del Cuerpo: El teniente Eckstrom es honrado a carta cabal, meticuloso y observador, en cuanto un detalle no encaja en el engranaje su mirada inquisitoria revela su sospecha hacia algún compañero. Paddy es un veterano que ya no tiene ilusión por el trabajo, aficionado a la bebida, solo piensa en llegar a la jubilación sin manchar su expediente para poder cobrar la pensión correspondiente. Rick, también honrado, ha tenido una feliz infancia, sus padres se casaron por amor y él aspira a hacer lo mismo, cuando encuentre una mujer decente, cosa difícil de conseguir en el entorno donde se mueve. Paul es un ser desencantado de la vida y de su profesión que aspiraba a ser rico y aún debe 2,5 dólares en la lavandería, su ambición por el dinero y su pasión sexual hacia Leona le llevará a la perdición con un fatal desenlace, queda muy bien definido con el siguiente dialogo que mantiene con su compañero Rick:

Paul: “El dinero es muy importante”.

Rick: “Hay cosas mucho más importantes”.

Paul: “¿De veras’. ¿Conoces algún matrimonio feliz que no tenga dinero?”

Rick: “Si. Mis padres. Tuvieron que trabajar toda su vida”.

Paul: “Los míos se odiaban. Siempre estaban discutiendo. Es lo único que recuerdo de ellos. Sus peleas continuas y siempre por dinero, por el maldito dinero. De pequeño juré que cuando fuera mayor tendría mucho dinero, sería rico y no hay manera, aún debo 2,5 dólares en la lavandería”.

Leona es “la mujer fatal” en este caso con un matiz diferenciador pues al principio es utilizada por la policía como cebo para conseguir la detención de su amante, que es el presunto atracador buscado por asesinato, ha llevado una vida de pobreza y su deseo de dinero la lleva a convivir con un gánster que se lo proporciona, su carácter se explica perfectamente en el siguiente dialogo:

Paul: “¿Te dejaste comprar?”

Leona. “Que iba a hacer. Me regaló ropa, un coche y un lugar para vivir. Las cosas que no he tenido en mi vida”.

Paul: “¿Lo hubieras aceptado sabiendo que era dinero sucio?”

Leona: “El dinero no es sucio. Solo la gente lo es”.

20131212210510_foto_2_estreno158La noche y la calle son los protagonistas importantes, la primera en consonancia con la historia que contemplamos y las oscuras pasiones de sus personajes, la segunda como una válvula de escape de la claustrofobia en que viven los policías que vigilan encerrados en una habitación a oscuras y la mujer vigilada, nerviosa y enjaulada siempre pendiente del teléfono que tiene que sonar.

Quine con suaves movimientos de cámara y apoyándose en una magnifica fotografía de Lester H. White -de muy bajo nivel de iluminación y sombras acusadas- consigue resultados estéticos muy importantes. Un magnifico comienzo nos pone en situación cuando a través del cristal de la ventanilla del coche, vemos un primer plano del rostro de la bellísima e insinuante Kim Novak, inolvidable y que por sí mismo justifica la existencia de esta gran muestra del género negro, los minutos siguientes tienen una intensidad sexual de alto voltaje con la belleza de Novak cubriendo toda la pantalla y el siguiente dialogo:

Leona: “¿Me llevas a casa?.

Paul. “¿Ahora?. Está bien. ¿A la tuya o a la mía?

Leona: “Sorpréndeme”.

A continuación un beso apasionado sobre el sofá del cuarto de estar y en otra ocasión Leona insinúa la posibilidad de quedarse con el dinero del gánster, mientras se acerca a Paul y le acaricia la solapa de su gabardina, el policía se aparta bruscamente diciendo. “Vete, vete antes de que empiece a pensar”. Es inútil, el veneno está servido y Paul ya no podrá escapar a su trágico destino. Un magnifico Fred MacMurray en el papel de hombre seducido que inevitablemente nos recuerda la obra cumbre del género “Perdición”, de Billy Wilder, en la que era también seducido, en ese caso por una maravillosa Bárbara Stanwyck, y hay que destacar a Phil Carey, la bella Dorothy Malone y los estupendos secundarios E. G. Marshall y Allen Mourse.

ks6HB

Anecdotario.- Richard Quine realizó esta película en los comienzos de su carrera con muy poco presupuesto, decorados de estudio y cuatro semanas de rodaje. Kim Novak de belleza deslumbrante se llamaba Marilyn Pauline Novak, trabajó en varios empleos entre otros como ascensorista y anunciante de electrodomésticos, fue descubierta por Harry Cohn que le hizo cambiar de nombre pues pensó en ella como réplica de Marilyn Monroe, llegó a ser un “Sex simbol” de Hollywood y fue actriz preferida de Richard Quine que la dirigió en “La casa núm. 322”, “Un extraño en mi vida”, “Me enamoré de una bruja” y “La misteriosa dama de negro”. Tuvo un gran éxito al actuar junto a William Holden en “Picnic” y el papel de su vida se lo dio Alfred Hitchcock que la eligió para su mítica película “Vértigo”, en 1958 y tuvo sonados romances con los actores Cary Grant y Frank Sinatra. Dorothy Malone era modelo y trabajaba en el teatro universitario cuando fue descubierta por un ejecutivo de la RKO, ganó el Oscar secundario en 1956 por “Escrito sobre el viento”, de Douglas Sirk, y en los años 60 consiguió una gran popularidad con la serie de TV “Peyton Place”. Phil Carey sirvió en la Marina en la IIGM, estudió teatro en la Universidad de Miami, intervino en numerosas series de TV y en el cine tuvo una corta carrera aunque actuó en buenas películas como “La flota silenciosa”, de George Wagger, en 1951, “Fiebre de venganza”, de Raoul Walsh, en 1953, “Escala en Hawái”, en 1955, y “Cuna de héroes”, en 1955, ambas de John Ford. E .G. Marshall fue muy popular por la serie de TV “Los defensores” y en el cine como secundario trabajó entre otras en “La casa de la calle 92”, de Henry Hathaway, “El honor del capitán Lex”, de André DeToth, “Lanza rota” y “El motín del Caine” , ambas de Edward Dmytryk, “Doce hombres sin piedad”, de Sidney Lumet, y “La jauría humana”, de Arthur Penn. Richard Quine comenzó como actor de vodevil y más tarde como actor, guionista y director de cine, enamorado de la bella Kim Novak sin ser correspondido, con mala salud y sumido en una depresión se disparó un tiro muriendo a los 68 años de edad.

 

Sobre Mario Delgado Barrio

experto en cine classico

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“Miénteme” de Anita Kuruba es la canción del día de www.nosolocine.net

Hace unos días entrevisté a la gran Anita Kuruba (aquí podéis recuperar ese post) y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO