Home / Cine Clásico / Crítica de la película de John Ford, “El fugitivo” (1947). Por Mario Delgado Barrio

Crítica de la película de John Ford, “El fugitivo” (1947). Por Mario Delgado Barrio

Ficha técnica.- Título original: “The Fugitive”. Año: 1947. Duración: 104 minutos. Producción: Warner Bros. Guión: Dudley Nichols según la novela de Graham Greene. Fotografía: Gabriel Figueroa. Música: Richard Hageman. Dirección: John Ford. Intérpretes: Henry Fonda (sacerdote), Dolores del Rio (india), Pedro Armendariz (teniente), Ward Bond (gringo), J. Carroll Naish (informador), Leo Carrillo (jefe policia), John Qualen (doctor), Robert Armstrong (sargento).

John Ford

Argumento.- En un país sudamericano un sacerdote se enfrenta al gobierno, la policía le persigue y él se escapa a un país vecino, pero vuelve más tarde disfrazado de campesino para suministrar los últimos sacramentos a un bandido moribundo.

 

Antecedentes literarios.-Graham Greene fue un escritor, guionista y crítico británico, educado en un internado, donde fue maltratado y muy infeliz, protagonizó varios intentos de suicidio. Trabajó como periodista y se convirtió al catolicismo en 1926. Escritor muy popular, su literatura refleja los conflictos espirituales de un mundo en decadencia y varias de sus novelas fueron llevadas al cine: “El poder y la gloria” con el título “El fugitivo”, de John Ford, “El ministerio del miedo”, de Fritz Lang, “El tercer hombre”, de Carol Reed o “El americano impasible”, de Joseph L. Mankiewicz. Fue galardonado con la Orden de Merito del Reino Unido.     Comentario.- Obra maestra de John Ford, seguramente la película más profundamente católica de la historia del cine, con una esplendida fotografía – una obra de arte – en blanco y negro que puede muy bien considerarse como un antecedente de “Nazarin” del director español Luis Buñuel rodada un año más tarde. Basada en la novela de Graham Greene “El poder y la gloria”, Ford hace una auténtica apología de la figura de un sacerdote considerando -tal vez erróneamente –  que es indispensable para el seguimiento de la doctrina de Jesucristo, sin tener en cuenta para ello a los laicos que en su ausencia pueden sustituirle. Por otro lado Ford refleja muy bien la persecución religiosa, propia de determinados países, con secuencias realmente impactantes, dotando a la historia de un exacerbado espíritu religioso.

El_fugitivo-379175394-large “El fugitivo” es un film muy personal del famoso y gran director, que con la colaboración del gran fotógrafo Gabriel Figueroa, consiguió una gran profundidad de campo, con grandes angulares en especial en las secuencias de exteriores, donde los seres humanos se pierden insignificantes ante la inmensidad del paisaje, además escuchamos pocos diálogos, porque en esta ocasión las imágenes hablan por sí solas y nos conducen a un inolvidable final. Un magnifico cuadro de actores, frecuentes en el cine de Ford, encabezados por el excelente Henry Fonda y la bellísima actriz mexicana Dolores del Rio y los siempre imprescindibles actores secundarios como el también mexicano Pedro Armendáriz, Ward Bond, J. Carroll Naish y John Qualen.

 

el-fugitivoAnecdotario.- Henry Fonda estudió periodismo, mientras trabajaba como recadero en una oficina y en el cine fue uno de los actores favoritos del pueblo americano. Ganó el Oscar en 1981 por “En el estanque dorado”, de Mark Rydell y estuvo nominado en 1941 por “Las uvas de la ira”, de John Ford, quien le dirigió  le dirigió demás en “Pasión de los fuertes”, en 1946, “El fugitivo”, en 1947, “Fort Apache”, en 1948 y “Escala en Hawái”, en 1955. Hitchcock le dirigió en “Falso culpable”, en 1956 y King Vidor en “Guerra  paz”, en 1956 y como curiosidad realizó dos películas insólitas en su carrera, en las que encarnó el papel de dos sádicos pistoleros: “Los malvados de Firecreek”, de Vincent Mc Eveety, en 1968 y “Hasta que llegó su hora”, de Sergio Leone, en 1968, en la que protagonizó una escena escalofriante en la que asesina a un niño. Pedro Armendáriz, fue un actor mexicano favorito del director Miguel Zacarías y muy popular en su país y en Hollywood  intervino entre otras en. “Los tres padrinos”, de Jon Ford, en 1948, “Tulsa”, de Stuart Heisler, en 1949 y “Más allá de Rio Grande”, de Robert Parrish, en 1959. J. Carroll Naish era un gran actor secundario favorito de John Ford, actuó en más de 200 películas y estuvo nominado al Oscar en 1943 por “Sahara”, de Zoltan Korda y en 1945 por “Una medalla para Benny”, de Irving Pichel. Ward Bond fue uno de los actores favoritos de John Ford y además íntimo amigo suyo, le contrató como extra en 1929 y le dirigió en 25 de sus películas, llegando a ser a ser uno de los actores secundarios más importantes de Hollywood en más de 200 películas, amigo también de John Wayne trabajaron juntos en 23 ocasiones y para descredito de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas ni siquiera fue nominado al Oscar, en una de las más flagrantes injusticias de la citada Academia. Dolores del Rio fue una de las mejores actrices mexicanas de su “época dorada”, (1940 a 1950) y estuvo considerada como una de las mujeres más bellas de su tiempo, una especie del mítico Rodolfo Valentino en versión femenina. Mantuvo una intensa relación amorosa con Orson Welles y éste siempre dijo que fue el gran amor de su vida, actuaron juntos en “Estambul”, de Norman Foster y tuvo una destacada actuación en el western de Don Siegel, de 1950, “Estrella de fuego” en el papel de madre india de Elvis Prestley, el famoso cantante conocido como “el rey del rock”. John Ford ha sido el mejor director de cine de toda la historia, con el record aun no igualado de haber conseguido cuatro Oscar: En 1935 por “El delator”, en 1940 por “Las uvas de la ira”, en 1941 por “Qué verde era mi valle” y en 1952 por “El hombre tranquilo” y ganó dos Oscar más por sus documentales de guerra “La batalla de Midway”  y “7 de Diciembre”. Revolucionó el western elevándolo a los altares cinematográficos en 1939 con “La diligencia”. En su vida personal era un gran bebedor de whisky y por las noches al acabar los rodajes con su casi sempiterno actor e íntimo amigo John Wayne lo consumían en grandes dosis. Votó a favor de Barry Godfather en 1964 y a favor de Richard Nixon en 1968 y éste en 1973 le concedió la Medalla de la Libertad.

Mario Delgado Barrio

Sobre Mario Delgado Barrio

experto en cine classico

 

 

 

 

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“Doce años” de Solange Prat con Flor de Toloache es la canción del día de www.nosolocine.net

La argentina Solange Prat es una gran artista. Cantante prodigiosa y compositora de nuestra canción …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO