Home / Animación / Crítica de la película “Dumbo” (2019): Entretiene y poco más

Crítica de la película “Dumbo” (2019): Entretiene y poco más

Disney decidió hace unos años rodar nuevas versiones en imagen real de sus clásicos de animación. Hasta ahora la fórmula ha funcionado bien en taquilla.

Ahora le toca el turno a “Dumbo”. Si se analiza como una película nueva (que es cómo la están viendo la mayoría de niños que acuden a los cines), hay que decir que es un espectáculo de primer nivel. La narración fluye bien, los actores están más que correctos, especialmente Colin Farrell (que no es un actor que me entusiasme, precisamente) como padre que vuelve de la guerra con una manifiesta secuela física, Eva Green y los niños Nico Parker y Finley Hobbins. También tienen sus momentos de lucimiento Dany de Vito y Alan Arkin. No acaba de funcionar como villano Michael Keaton, probablemente por un problema de guión.

Tim Burton (Burbank, California, 25 de agosto de 1958) está mucho más comedido de lo habitual y se adapta al universo Disney. El director de películas tan interesantes como “Eduardo Manostijeras”, “Mars attacks”, “Charlie y la fábrica de chocolate” o “Pesadillas antes de navidad” en esta ocasión parece que rueda con el freno de mano puesto. La película falla, sobre todo, en la resolución del conflicto principal, en esa parte le falta fuerza, encanto, emotividad. En este aspecto es donde más decae el guión de Ehren Kruger, y que no está al nivel del clásico animado de 1941.

En su conjunto la película funciona como entretenimiento y poco más.

Uno de los aciertos de la película es la banda sonora de Danny Elfman, otro el epílogo final (me ha recordado vagamente a la obra maestra de Tod Browning “Freaks, la parada de los mosntruos”).

El “Dumbo” original de 1941 duraba 64 minutos y tenía mucho encanto. En el arranque llegaban las cigüeñas a un circo, la señora Dumbo, una elefanta, descubre que su bebé tenía unas orejas enormes. El pequeño Dumbo, maltratado y ridiculizado por todos sus compañeros, sólo contaba con la ayuda de un minúsculo ratoncito llamado Timothy, que decidió hacer de él una estrella del circo.

En la nueva versión el protagonismo recae en los niños y en su padre que tras ser una figura del circo, como vaquero, al perder un brazo en la guerra y no poder hacer su número, será el que deba cuidar a los elefantes del circo de los hermanos Medici.

Esta nueva versión entretiene, simplemente. Desperdicia parte de sus buenas ideas. No le acaba de sacar partido a la diferencia.

José López Pérez

@JLPnosolocine

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Crítica de la película “Donbass” (2018): Obra Maestra

“Donbass” es una película magistral, durísima. Nos muestra la brutalidad de la guerra y al …

One comment

  1. Totalmente de acuerdo! La vimos este domingo con niños y todos nos aburrimos, deseando que acabara la película. No tiene encanto alguno (y menos para niños), el guión tiene mucho que desear y está a medio camino entre Disney y Burton, cosa que no beneficia ni a uno ni a otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO