La ópera prima como director de Antonio Trashorras (Madrid, 1969) transita por varios géneros aunque con dominio del terror.

“El callejón” es una coproducción entre España y Colombia, rodada en 2011 y que ha tardado dos años en estrenarse y que lo ha hecho con muy pocas copias, casi de tapadillo, por decisión de su distribuidora, con escasísima promoción.

El film tiene un arranque de aire pop y en su primera media hora se mueve entre la comedia romántica, el suspense y el cine de aire setentero. Es en esta franja cuando es más interesante, se sabe mover bien en esos géneros y los integra bien. Hacia la mitad de la película, que dura 80 minutos, donde ya predomina el terror comienza a embarullarse y hacerse algo perezosa y forzada. Recupera el tono en su escena final.

La acción arranca cuando Rosa realiza una prueba para ser actriz, más tarde la veremos como limpiadora de un hotel. Cuando le confirman que ha superado el casting y debe volver al día siguiente y ya en plena noche invernal se ve obligada a hacer la colada en una lavandería a escasos metros de su casa, en un desierto callejón. Todo se le irá complicando, hasta que la situación se descontrole.

Para Trashorras seguro que “El callejón” ha sido un divertimento. Licenciado en económicas y empresariales, ha ejercido también de crítico de cine en la revista Fotogramas. Desde 1992 trabaja en televisión y cine. Ha participado como productor y guionista en series de tv como “El Comisario”, “Los Serrano” o “La hora chanante”. En cine ha sido guionista de “El espinazo del diablo”, “Agnosia” o “Lena”. Ha sido coordinador de programas de Canal +

En “El callejón” destaca la interpretación de su protagonista, la cubana Ana de Armas que está muy convincente en todo momento. También hay una colaboración especial de una de nuestras actrices más desaprovechadas en cine, Judith Diakhate que pronto podremos ver en “Alacrán enamorado”.

La fotografía de Javier Salmones es uno de los elementos principales para que los diferentes géneros encajen bien.

Destacan los efectos visuales de la empresa de Mataró que dirige Luis Tinoco, Onirikal Studio.

En definitiva, “El callejón” es una película que acaba resultando simpática aunque en la mitad del metraje se embarulla un poco.

José López Pérez