Home / Cine Europeo / CRÍTICA DE LA PELÍCULA “EL CAPITAL”: PONIENDO EL DEDO EN LA LLAGA

CRÍTICA DE LA PELÍCULA “EL CAPITAL”: PONIENDO EL DEDO EN LA LLAGA

Distribuida por Emon films, el próximo viernes se estrena en España, la nueva película de Costa Gavras, “El Capital” que está basada en la novela de Stéphane Osmond.

COSTA GAVRAS

Konstantinos Gavras, artisticamente conocido como Costa Gavras nació en Lutra Iarias, Atenas, el 13 de febrero de 1933. Muy joven se trasladó a vivir a Francia, se licenció en Literatura en París y más tarde entró en el Instituto de Altos Estudios Cinematográficos. Fue ayudante de dirección de Henri Verneuil, Jacques Demy y René Clément.

Su primera película fue “Los raíles de la muerte”, en 1965, que fue un gran éxito en Francia, la protagonizaron Yves Montand y Simone Signoret. Funcionó bien en Estados Unidos.

Fue con su tercera película “Z”, en 1969, cuando comenzó a trabajar con el guionista Jorge Semprún, formando un tandem de éxito y creando las bases de un cine político con elementos de thriller que daría varias obras maestras, entre ellas esta.

“Z” contaba la historia del asesinato de un lider de la izquierda organizado por la policía y el intento de disfrazarlo como un accidente. Los protagonistas fueron Jean Luis Trintignan e Ives Montand, ambos realizaron unas grandes interpretaciones.

“Estado de Sitio”, “La Confesión” y “Desaparecido (Missing)” forjaron definitivamente un estilo único, una forma de narrar y crear conciencia política.

Otra de sus grandes películas es “La caja de música”.

En los últimos años ha ido desplazando las temáticas al cine social, continua percutiendo sobre temas que molestan a los poderosos. Mantiene intacto su sentido crítico.

Gavras es probablemente el mejor director de cine político de todos los tiempos (quizá junto al italiano Francesco Rossi).

EL CAPITAL

El film nos muestra cómo funciona la banca por dentro, las corrupciones, engaños y luchas internas para lograr el poder y para eso nos cuenta la historia de Marc Tourneil, un hombre ambicioso que tras ser durante años la mano derecha del máximo responsable del banco Fenix, es ascendido tras un infarto de su mentor. Casi en tono alegórico, de cuento, “El Capital” muestra la vida cotidiana de Tourneil y como los acontecimientos van provocando que tenga que tomar decisiones rápidas y su personalidad vaya cambiando.

Gavras denuncia que actualmente es la banca la que tiene el auténtico poder, con la crisis obtiene todavía más beneficios.

Todo el elenco de actores está muy bien, pero especialmente el protagonista Gad Emaleh logra un gran registro, en el que su mirada llega a tener tanta importancia como sus palabras. Gabriel Byrne, Liya Kebede, Jordana de Paula y Céline Sallette también brillan.

La puesta en escena está totalmente supeditada a la historia y el montaje refuerza la acción.

PONIENDO EL DEDO EN LA LLAGA

“El Capital” nos muestra un mundo de lujo, de falsas apariencias, de top models que se buscan la vida, de trepas y nos muestra la que probablemente es la mayor lacra  en la actual sociedad, cada vez con mayor estado de la confusión, la banca –el dinero- es quien ostenta el auténtico poder. Los gobiernos se van asimilando o plegando y conformando un nuevo orden en el que están desapareciendo las clases medias y en el que cada vez los pobres son más pobres y los ricos más ricos. En este sentido Gavras pone el dedo en la llaga. Como afirma Gavras, “El Capital” muestra un ataque frontal contra quienes dirigen la economía de los países, cuando nosotros creíamos que lo hacían los Gobiernos.

Es una gran película, la demostración de que Gavras está en plena forma.


José López Pérez

 

About JLP jose

Check Also

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “Jupiter´s Moon” (2017)

“Jupiter´s Moon” se estrenó el pasado viernes en España. Distribuida por Wanda, tiene presencia en …

2 comments

  1. Esta película no me la pierdo. Por cierto ¿ha desaparecido la sección Dentro Fuera? sería una pena porque es de las mejores. Un caluroso saludo

  2. Que desasosiego produce este trailer! Lo malo de creer en alguna conspiracion es que siempre pierdes, cuando se cumple y cuando no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *