Home / Cine Made in USA / Crítica de la película «El corredor del laberinto» (2014)

Crítica de la película «El corredor del laberinto» (2014)

Viernes 19 de septiembre de 2014, día del estreno en España de «El corredor del laberinto», 6 de la tarde, cines Hollywood de Monforte de Lemos. Día lluvioso y bastante frío para la época. Sala excelente, bien acondicionada, butacas cómodas y precio ajustado. Doce espectadores en la sala.

Al comienzo de la proyección ya puedo comprobar que este primer episodio de esta nueva saga para público adolescente es mejor de lo que esperaba. Tiene un ritmo reposado y muy en consonancia con lo que cuenta. Garantiza diversión y nos presenta un futuro apocalíptico y varios enigmas. En la trama no hay nada realmente original pero funciona. Recuerda a varios films, desde «El show de Truman» pasando por títulos de serie B e incluso algún clásico como «Aliens», «El señor de las moscas» o «Predators».

El director Wes Ball sabe muy bien lo que se trae entre manos y nos presenta esta nueva franquicia de forma rauda. Sabe dirigir a todos los actores. El reparto, todos adolescentes, funciona muy bien, y muy especialmente Dylan O’Brien al que le auguro un gran futuro en cine. Las interpretaciones están muy conseguidas y son claves para que la película funcione.

El film se basa en la novela de James Dashner.

Cuando el joven Thomas despierta, se encuentra en un ascensor y no recuerda quién es. Es el año 2024. De pronto, el ascensor se detiene, las puertas se abren y una multitud de chicos lo recibe. Ha llegado al Claro, un lugar rodeado de altísimos muros con dos portones que todas las mañanas se abren y dan paso a un inmenso laberinto. De noche, las puertas se cierran y por el laberinto circulan unas aterradoras criaturas llamadas laceradores. Todo lo que ocurre en Claro sigue unas pautas: al abrirse las puertas, algunos chicos salen a correr al laberinto para buscar una salida. Una vez al mes, el ascensor sube con un nuevo chico, nunca una chica… Hasta ahora. Tras la llegada de Thomas, suena una alarma y el ascensor trae a otra persona. Es una chica, y en la nota que la acompaña pone: «Ella es la última. No llegarán más». Las cosas en el Claro empiezan a cambiar. Y lo único en lo que Thomas puede pensar es en lo mucho que desea ser un corredor

La película tiene varios elementos didácticos interesantes, como la utilización de elementos matemáticos y enigmáticos. Por momentos tiene estética de videojuego.

Hay momentos excesivamente facilones y poco creíbles, pero los personajes están bastante bien elaborados, son complementarios. Se aleja de forma inteligente de otras sagas juveniles recientes, romanticonas y tontorronas.

El film se cierra preparando al público para la siguiente entrega.

«El corredor del laberinto», obviamente, no es un peliculón, ni pretende serlo, pero logra entretener y tiene su mejor baza en las interpretaciones. Habrá que ver si las dos siguientes entregas están a su altura.

José López Pérez

@JLPnosolocine

 

About JLP jose

Check Also

Esta semana también se han estrenado en España “Jhaille” y “Brin d´amour”

La semana pasada hubo 17 estrenos en España y esta semana también. A los 15 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO