De entrada debo decir que Richard Gere nunca me ha parecido un gran actor ni mucho menos, pero debo reconocer que en “El fraude” hace un gran trabajo, el mejor de toda su carrera.

Su título original es “Arbitrage”. Es una coproducción entre Estados Unidos y Polonia.

Nicholas Jarecki (Nueva York, 25 de junio de 1979) autor del guión, dirige con maestría y soltura.

Estamos ante un film que nos lleva al mundo de las finanzas, y se mueve entre el drama y el thriller con solvencia.

Nos presenta Robert Miller, un veterano magnate de la bolsa para hablarnos del éxito, de la familia y de los vaivenes de la economía. La acción arranca justo cuando el protagonista vive una doble vida y está con el agua al cuello. Se ve obligado a guardar las apariencias y vender urgentemente todo su imperio a un gran banco antes de que se descubra que ha cometido un fraude. Además, a espaldas de su mujer y de su hija, tiene un romance con una marchante de arte francesa. Cuando está a punto de deshacerse de su problemático imperio, un inesperado error lo obligará a enfrentarse con su pasado y con su doble moral.

El desenlace con final abierto es excelente, logra sorprender, también son brillantes los diálogos. Hay varias escenas que destacan, entre ellas la conversación en un banco de un parque entre el protagonista y su hija.

Richard Gere hace una gran interpretación, dice mucho con la mirada, con los gestos y pese a su carácter y su circunstancia (que no puedo explicar dado que no quiero incurrir en el spoiler) seguro que logra empatizar con buena parte de la platea.

Todos los personajes están muy bien trabajados y forman una cosmovisión muy interesante. Susan Sarandon aparece en pocas escenas, como la esposa del protagonisa. Destacan más Britt Marling, Tim Roth, Laetitia Casta y Nate Parker.

La música de Cliff Martínez también brilla, con predominio del jazz. En los títulos de crédito finales encontramos otra perla, la canción “I see who you are” (Veo quien eres) en la voz de la islandesa Björk.

En definitiva, estamos ante una gran película.

José López Pérez