Peter Jackson nos devuelve a la Tierra Media pero no viene solo, aparte de estar acompañado por las dos guionistas que junto a él adaptaron la trilogía del Señor de los anillos, se ha sumado al proyecto Guillermo del Toro.

El Hobbit: un viaje inesperado, la primera entrega de la futura trilogía, es un film de aventuras al estilo más clásico: un ser insignificante, a primera vista, se convierte en un auténtico héroe superando sus propios miedos. La verdad es que este resumen dice muy poco de toda la temática que encierra, no olvidemos que estamos hablando de Tolkien y que éste empezó a escribir el libro cuando decidió compilar las historias inventadas que narraba a sus hijos antes de que se durmieran. Por lo tanto, no es de extrañar que el coraje, el compañerismo, el esfuerzo, la constancia y el aprendizaje vital a través de un viaje iniciático sean claves para adaptar el argumento literario a un guión.

Centrémonos ahora en el argumento, nos situamos años antes de que Frodo tomara protagonismo con el anillo y su cruzada, Bilbo Bolsón es un hobbit tranquilo que un buen día recibe la visita de Gandalf para proponerle una gran aventura. De pronto y sin tiempo para reaccionar, se verá inmerso en duras batallas junto a 13 enanos. El objetivo es ayudar a Thorin y su pueblo a recuperar la Montaña Solitaria en la que habitaban hace años, hasta que fueron expulsados por el dragón Smaug, que se quedó con todo su oro.

Teniendo en cuenta de que el autor inglés escribió la historia de El Hobbit antes que la del anillo, las diferencias son notables. En primer lugar, el texto es más ligero y eso se nota en la película. Jackson ha respetado la esencia del libro y añadido un poco de su cosecha (aunque innecesaria debido a la extensa duración), pero sobre todo, ha creado una película entretenida, divertida, donde lo que sobresale son los actores y la factura técnica, creando un mundo con múltiples e impresionantes parajes a la altura del imaginario de Tolkien.

Martin Freeman y Richard Armitage son las dos incorporaciones más notables. Ambos se meten el la piel de sus respectivos personajes, Bilbo y Thorin, con múltiples matices a pesar del maquillaje. Los demás, Ian McKellen (Gandalf), Andy Serkis (Gollum), Cate Blanchett (Galadriel) y Christoper Lee (Saruman), entre otros, recuperan sus inolvidables roles.

Una película de obligado visionado para los que les gusta el género fantástico con mensaje profundo.

 

Título original: The Hobbit: An unexpected journey.

Dirección: Peter Jackson

Año: 2012.

Duración: 169 min.

Género: Fantástico, aventuras

Interpretación: Martin Freeman, Ian McKellen, Andy Serkis, Cate Blanchett, Elijah Wood, James Nesbitt, Lee Pace, Christopher Lee, Ian Holm, Hugo Weaving, Richard Armitage, Ken Stott, Graham McTavish, William Kircher, Stephen Hunter, Dean O’Gorman, Aidan Turner, John Callen, Peter Hambleton, Jed Brophy, Mark Hadlow, Adam Brown, Benedict Cumberbatch .

Guion: Peter Jackson, Philippa Boyens, Guillermo del Toro y Fran Walsh

 

Andrea Rodríguez