Home / Cine Asiático / Crítica de la película “El insulto” (2017): Gran trascendencia partiendo de una aparente anécdota

Crítica de la película “El insulto” (2017): Gran trascendencia partiendo de una aparente anécdota

“El insulto” desprende verdad, es ideal para reflexionar, para ser comentada en profundidad tras su visionado. Ideal para un cine fórum o coloquio. Es muy didáctica.

Tiene un guión inteligente que firman Ziad Doueiri y Joelle Touma, que sabe mostrar diferentes visiones de los acontecimientos.

Ziad Doueri apuesta por la verosimilitud y consigue una gran película que parte de una anécdota aparentemente para mostrar hechos transcendentes. La película va in crescendo hasta un desenlace conmovedor.

La acción arranca en un miting de un partido muy tradicional. Luego Toni, cristiano libanés, riega las plantas de su balcón. Un poco de agua se derrama accidentalmente en la cabeza de Yasser, palestino y capataz de una obra. Entonces estalla una pelea. Yasser, furioso, insulta a Toni. Él, herido en su orgullo, decide llevar el asunto ante la justicia. Comienza así un largo proceso en el que el conflicto tomará una dimensión nacional, enfrentando a palestinos y cristianos libaneses.

La película nos muestra dos juicios e incluso nos presenta un acercamiento, una tregua pasajera entre los dos protagonistas.

Todo el reparto funciona muy bien, aunque hay que destacar a los dos protagonistas que están espectaculares: Adel Karam y Kamel El Basha.

Este film estuvo nominado, en la categoría de mejor película de habla no inglesa, en los pasados Oscar. No se alzó con el premio. Si fuera académico de Hollywood le habría otorgado mi voto

Los dos abogados del juicio final tienen cierta relación con los que aparecían en aquel clásico de George Cukor, “La costilla de Adán”, de 1949

“El insulto” nos habla de la sociedad actual y lo hace con cercanía, pocas certezas y generando reacciones en el espectador.

Ziad Doueiri es un cineasta libanés, nacido en 1963, con una sólida trayectoria. Dirigió su primer largometraje en 1998, titulado “West Beirut”, basado en su propia vida. Ganó ó el premio François Calais y el premio de la Crítica Árabe en el  Festival de cine de Cannes de ese mismo año. “Lila Dice” fue su segunda película como director. “Sleeper cell” fue el tercero y “El atentado” el cuarto. Estudió cine en USA, donde rodó varios cortometrajes en 8 y 16 mm y fue primer ayudante de cámara del gran Quentin Tarantino en “Reservoir dogs”, “Pulp Fiction” y “Jackie Brown”, también del film “Abierto hasta el amanecer” de Robert Rodríguez.

José López Pérez

@JLPnosolocine

Artículo relacionado:

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Programa 194 de No Solo Cine en las Ondas

“Mirada de cerca, la vida es una tragedia, pero vista de lejos, parece una comedia”. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO