La comedia romántica es uno de los géneros que menos me interesan, probablemente porque en los últimos años en Hollywood la industria va a lo fácil, a lo rápido.

Sin embargo “El lado bueno de las cosas” va un poco más allá de lo habitual, mezcla otros géneros, como el drama y se acerca al cine clásico, a títulos como “La gata sobre el tejado de zinc”

Su título original es “Silver linnings playbook” y se estrenará en España el 18 de enero del año que viene, distribuida por Aurum.

El film se basa en una novela de Matthew Quick. David O. Russell (Nueva York, 20 de agosto de 1958) es el autor del guión y también dirige con pulso firme; tiene en su trayectoria un título interesante “The fighter”.

“El lado bueno de las cosas” nos habla de redención, de cómo aceptar las cosas malas y de cómo luchar contra las adversidades, para ello nos cuenta la historia de Pat Peoples un profesor de instituto que ha pasado un tiempo internado en un centro de salud mental, debido a una depresión. Cuando recibe el alta, gracias a la perseverancia de su madre, intentará recuperar el afecto de su esposa. En su camino se cruzará una vecina que ha sufrido la muerte de su esposo y también está pasándolo muy mal.

Los personajes están bien construido, quizá el final sea algo simplista, pero funciona. La película resulta entretenida y no decae en ningún momento.

Los dos protagonistas están espléndidos, tanto Bradley Cooper como Jennifer Lawrence, logran transmitir emociones y empatizar con el espectador. En el reparto también están Robert De Niro y Jacki Weaver, en un personaje muy diferente al que interpretaba en el film australiano “Animal Kingdom”.

También tiene gran importancia la música, tanto la banda sonora de Danny Elfman como una canción que provoca la ira del protagonista (y que no citaremos para no ir directamente al spoiler) y logra algunos momentos de comicidad.

En definitiva, estamos ante una buena comedia romántica, de las mejores de los últimos tiempos.

José López Pérez