Home / Audio / Música / Crítica de la película “El nacimiento de una nación” (2016), de Nate Parker

Crítica de la película “El nacimiento de una nación” (2016), de Nate Parker

“El nacimiento de una nación” es una película muda de David Wark Grifith de 1915. Dura 190 minutos y está considerada un clásico que aportó avances técnicos no utilizados hasta ese momento. Ha sido uno de los más polémicos debido a que su argumento promueve abiertamente el racismo, apoya sin ambages la supremacía de la raza blanca y describe en sus escenas el heroísmo de los miembros del Ku Klux Klan. Grifith retrata las venturas y desventuras de dos familias amigas y que representan el norte y el sur de los Estados Unidos durante la Guerra de Secesión. La familia Cameron, nativa de Carolina del Sur, se adhiere a la Confederación sudista durante la Guerra de Secesión, mientras sus amigos de la familia Stoneman se mantienen leales al gobierno federal.

Ahora llega a las salas un film del mismo título dirigido por Nate Parker (Norfolk, Virginia, 18 de noviembre de 1979) que nos cuenta una historia que no tiene nada que ver con la película de D.W. Grifith. Tiene más relación con títulos como “12 años de esclavitud” de Steve McQueen o la mítica serie de televisión “Raíces”. También hay elementos, sobre todo a la hora de narrar, que pueden recordar a “La batalla de Argel”, del italiano Gillo Pontecorvo, de 1966.

Estamos ante un biopic de Nate Turner. La acción comienza en 1831 cuando es niño y logra llamar la atención porque sabe leer. Años más tarde se convierte en un instruido esclavo y predicador cuyo propietario Samuel Turner (Armie Hammer), que atraviesa por dificultades económicas, acepta una oferta para utilizar a Nat para someter a esclavos rebeldes. A medida que va siendo testigo de innumerables atrocidades –de las que son víctimas él mismo, su esposa Cherry (Aja Naomi King) y sus compañeros de esclavitud—, Nat liderará en una rebelión contra la esclavitud con la esperanza de llevar a su pueblo a la libertad.

En 1861 estalló la guerra de secesión

El nacimiento de una nación” muestra muy bien la esclavitud y cuenta una historia interesante, aunque le falta algo de fuerza, de identidad propia, es efectista, le falta profundidad, podría haber sido mucho mejor con algo más de riesgo e ingenio. Quiere mostrar el poder de la biblia y de la fe. La ambientación es buena y el reparto funciona.

Las escenas que nos muestran la particular relación entre Nat y su amo, el borrachín Samuel, son de lo mejor de la película.

El propio director es el protagonista principal y también guionista, en este caso junto a Jean McGianni Celestin. Esta es su ópera prima como director. Como actor lo hemos visto, por ejemplo, en “Non stop: sin escalas”, “St. Vincent”, “Reencuentro de amigos” o “Beyond the lights”. Está casado con Sarah DiSanto, se conocieron en la Universidad de Pensilvania donde estudiaron ambos.

El film formó parte de la sección oficial del pasado Festival Internacional de Cine de Gijón. Antes ya había llamado la atención en el Festival de Sundance.

José López Pérez

@JLPnosolocine

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“Ad Astra”: Buscando conexiones con “2001: Una odisea del espacio”

No hay duda de que 2019 es el año de Brad Pitt. Tanto en “Érase …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO