Home / Cine Europeo / CRÍTICA DE LA PELÍCULA FRANCESA “NO SE LO DIGAS A NADIE”: UN GRAN THRILLER

CRÍTICA DE LA PELÍCULA FRANCESA “NO SE LO DIGAS A NADIE”: UN GRAN THRILLER

En 2006 “No se lo digas a nadie” (Ne le dis à personne) logró 4 premios César (los Goya del cine francés). Es una película de Guillaume Canet (Bolougne-Billancourt, Francia, 10 de abril de 1973) muy diferente a la reciente “Pequeñas mentiras sin importancia”, pero que ya demostró que era todavía mejor director que intérprete. Este fue su segundo film como director, el primero es de 2002 (“Mon idole”).

Basado en el best seller del norteamericano Harlan Coben, “No se lo digas a nadie” es un thriller excelente que supera a “Frenético”. Una de sus grandes virtudes es que será muy difícil que el espectador no esté pendiente de la trama hasta el final.

Curiosamente nunca se llegó a estrenar en España, ahora la ha lanzado en DVD la compañía catalana A Contracorriente, en una edición de dos discos con muchos extras (entre ellos escenas eliminadas del montaje final).

Todo el reparto está a un nivel muy alto, pero destaca el protagonista, François Cluzet (era uno de los protagonistas de “Pequeñas mentiras sin importancia”). Consigue transmitir al espectador todas esas sensaciones que su difícil situación acarrean.

Álex y Margot se conocen desde la infancia, viven felizmente casados. Una noche ella es brutalmente asesinada y a él le golpean con fuerza de modo que pasa varios días en coma. Álex es pediatra. Ocho años después todavía no ha superado lo sucedido, un día recibirá un correo electrónico anónimo. Al hacer click descubre que entre la multitud, en imágenes en directo, está su esposa. Todo se precipita. Es acusado de asesinato por la policía, unos sicarios quieren matarlo, desorientado deberá recomponer todas las piezas del puzle. Comenzará una persecución frenética y mortal para descubrir la verdad.

Uno de los aciertos del film es su sentido del ritmo, otro el guión con varios giros que llegan a sorprender, la dirección contribuye a que todo vaya a buen puerto.

Todo parece natural, real, no hay artificio y al mismo tiempo obliga al espectador a estar muy atento para ir atando cabos junto al protagonista.

Hay varias escenas muy bien rodadas, una de ellas cuando el doctor Álex Beck consigue escapar de la policía gracias a la ayuda del padre de un antiguo paciente, con gran sentido del humor. Otra, por ejemplo, cuando fuera del parque unos asesinos a sueldo intentan matarlo. En ambos casos la resolución es perfecta.

También luce la ambientación.

El final te deja con ganas de más.

Estamos ante una de las mejores películas francesas de los últimos años y probablemente de las mejores de suspense a nivel internacional.

“No se lo digas a nadie”, no confundir con la película del mismo título del peruano Pancho Lombardi, es un film muy recomendable, no se lo pierdan.

José López Pérez

@JLPnosolocine

 

About JLP jose

Check Also

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “Zombieland: Mata y remata”: Cuando dialogar no es suficiente

Nota inicial del editor: “Zombieland: Mata y remata” se estrena esta semana en España. Es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO