Nacido el 13 de agosto de 1899 en Londres, Alfred Hitchcock es uno de los grandes cineastas de la historia. Fue definido como el mago del suspense.

“Hitchcock”, la película, que distribuida por Fox se estrena en España el próximo viernes, arranca en 1959, el día del estreno de “Con la muerte en los talones” y finiquita después del rodaje y el montaje final de “Psicosis”, su siguiente film.

Su título original  “Alfred Hitchcock and the Making of Psycho” parece mucho más acertado.

El director Sacha Gervasi sabe manejar bien todos los elementos de cinefilia, desde míticas frases de Hitchcock, así como la utilización de la sintonía de la serie de TV “Alfred Hitchcock Presenta” o determinados gestos o actitudes, pero se encalla totalmente en la trama, dado que no acaba de emocionar, es bastante plana. Se centra en la relación entre el Mago del Suspense y su esposa Alma, y lo que es peor hace que pierda interés a medida que va avanzando. Todo lleva a la comedia romántica y el happy end. Es previsible. El guión de John J. McLaughlin (basado en el libro de Stephen Rebello) quiere hacer de la anécdota virtud, pero al contrario de lo que sucedía, por ejemplo, en “El discurso del Rey”, no logra atrapar al espectador, todo es poco interesante. Tiene momentos poco creíbles o inspirados y una excesiva trascendencia que se convierte en vacua.

Las caracterizaciones tampoco brillan. Eso sí, el reparto da la talla, es lo mejor de la función: Anthony Hopkins, Hellen Mirren, Danny Houston, Scarlet Johansson, James D´Arcy, Jessica Biel y Toni Collette.

Estamos ante una muestra de cine dentro del cine con luces y sombras.

José López Pérez