Home / Cine Europeo / CRÍTICA DE LA PELÍCULA ITALIANA “EL VERANO DE MARTINO”: BUSCANDO LA ALEGRÍA DE VIVIR

CRÍTICA DE LA PELÍCULA ITALIANA “EL VERANO DE MARTINO”: BUSCANDO LA ALEGRÍA DE VIVIR

Distribuida por Sherlock Films, el próximo dos de diciembre se estrenará en España, “El verano de Martino”.

Estamos ante un film que trata temas trascendentes y lo hace desde una perspectiva muy alejada del discurso, es sutil y permite al espectador reflexionar.

Entre los temas que trata están el aprendizaje, el paso de la adolescencia a la edad adulta, el sexo, la controvertida presencia de soldados americanos en Italia, las relaciones entre padres e hijos, e incluso el terrorismo. Todo ello, además, junto a una leyenda italiana, la historia de Dragut.

El director Massimo Natale ha partido del texto de Giorgio Fabri, “Luglio 80”, premio Solinas 2007.

Prácticamente toda la película se desarrolla en exteriores, tan solo se desplaza a una estación de trenes y a un vagón en un trayecto.

“El verano de Martino” recuerda a la excelente “La chica con la maleta”, de 1960, dirigida por Valerio Zurlini y donde también brillaban sus dos protagonistas unos jovencísimos Jacques Perrin y Clauda Cardinale. Uno de los puntos fuertes del film que nos ocupa es el reparto. Brilla especialmente Luigi Ciardo como Martino que a sus 15 años vivirá el verano más emocionante de su vida, hace una interpretación excelente, con él la bella Matilde Maggio hace una composición de gran nivel. El veterano Treat Williams (Rowayton, Estados Unidos, 1 de diciembre de 1952) demuestra gran fuerza escénica y se luce en sus secuencias, sobre todo en una en la que explica a Martino la experiencia surfeando de su hijo. Williams alcanzó la fama en la ópera rock de Mcdermott, Ragni y Rado, “Hair”, a las órdenes de Milos Forman en 1979. En su filmografía hay títulos como “Marathon Man”, “Erase una vez en América” o “El príncipe de la ciudad”. Entre 2002 y 2006 triunfó en televisión con la serie “Everwood”.

“El verano de Martino” arranca con un flashback para centrarse en el verano de 1980, cuando Martino, de 15 años, suele ir todos los días a la playa con su hermano mayor y su pandilla, por ser el más joven se suele sentir desplazado, solo se lleva bien con Silvia, la chica con la que sale su hermano.

En ese verano se produjo el derribo de un avión DC 9 en los cielos de Ustica.

Martino conocerá a Clark, un capitán del ejército de E.E.U.U. aficionado al surf que le enseñará a usar la tabla y con el que establecerá una amistad que le ayudará a crecer.

El final del film es excelente, consigue tocar la fibra y emocionar.

Estamos ante una propuesta honesta y que muestra una forma de hacer cine que se prodiga menos de lo que sería deseable. Muestra lo frágil y efímero que puede ser todo y también claros motivos para buscar la alegría de vivir. Destila verdad con gran humildad en el planteamiento.

José López Pérez

 

About JLP jose

Check Also

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de “El cuadro” (2019): Una de Hitchcock dentro de Las Meninas

Nota inicial del editor: “El cuadro” es una gran película (aquí podéis recuperar mi crítica), …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO