Home / Audio / Música / Crítica de la película «La llorona» (2019). Por Miriam Martínez Hierro

Crítica de la película «La llorona» (2019). Por Miriam Martínez Hierro

Última entrega de la saga Warren, se nos presenta un mito extendido por toda Sudamérica, desde México hasta Argentina, pasando por Colombia, Perú, Guatemala, Chile y Ecuador. Hemos de tener en cuenta que, tras el mito siempre hay una realidad, a veces más sorprendente que la propia leyenda y, esto nos lo encontramos con este fantasmal y maligno personaje de una mujer atormentada por haber asesinado a sus hijos ahogándolos en un río por temas de desamor. Tras estos hechos luego, se quitó la vida y, vaga por el mundo terrenal en busca de los niños de los demás para hacérselos suyos y suplir la pérdida de sus propios hijos. Desde una visión setentera, Michael Chaves (The Maiden y El Conjuro 3 que se estrenará en 2020) y, bajo la producción de James Wan, que ha creado un universo entorno a seres y experiencias sin explicación alguna (Expediente Warren, Annabelle, La Monja), se nos presenta la historia de una trabajadora social que, tras haber llevado el caso de maltrato por parte una madre a sus dos hijos, descubre tras la muerte de los mismos que, la que abusó de los pequeños fue La Llorona, una mujer que, con su llanto, advierte de que va a llevarse consigo a los niños al infierno del que proviene. Pues bien Anna García, interpretada por la joven Linda Cardellini (Green Book, Brokeback Mountain, Vengadores: La era de Ultrón) se ve envuelta en la misma maldición y, recurre a la ayuda de un exsacerdote reconvertido en curandero, encarnado por Raymond Cruz, conocido por sus papeles en series de gran relevancia televisiva como «Breaking Bad»; «Major Crimes» o «The Closer». Ambos tendrán que hacer frente a las fuerzas del mal y, romper la maldición que les persigue. La atmósfera de la cinta es parecida a la de ‘La Monja’, incluso se pueden percibir similitudes parecidas, aunque la historia de esta se sustenta mucho mejor y, el mito de La Llorona en sí da mucho más juego, ya que en latinoamerica se ha extendido como la espuma. No hay que olvidar por eso, el motivo de la aparición de este personaje, que se ha utilizado al largo del tiempo como hombre del saco o boogeyman, para hacer obedecer a los niños, aunque este referente no es tratado en el film. Oscura, previsible y mediocre, pero soportable para todos aquellos fieles al Warrenverso creado por al maestro James Wan.

Miriam Martínez Hierro

@tetrimir

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “Sordo”: «Spaghetti» bélico

Nota inicial del editor: Uno de los estrenos destacados de este fin de semana en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO