Home / Audio / Música / Crítica de la película “Resort Paraíso”: Solvencia contrastada

Crítica de la película “Resort Paraíso”: Solvencia contrastada

En 2014 debutó con la excelente “321 días en Michigan”, como director de largometrajes el malagueño Enrique García. La mayor parte del film se desarrollaba en la cárcel, era un drama. Era una propuesta brillante que se apoyaba en un reparto en estado de gracia.

Ahora llega a nuestros cines su segundo film, «Resort Paraiso”, en el que cambia de registro, es un thriller que se mueve con fluidez entre el drama y el suspense, y que también tiene momentos de terror.

La película arranca mostrando una tragedia que se produce en la calle, en época navideña y de forma fortuita. A partir de ahí todo sucede dos años después. La pareja formada por Eva y Pablo que sufrió esa tragedia tiene graves problemas emocionales y pecuniarios, sufren las secuelas. Ella trabaja de limpiadora en el Resort del título. La empresa ante la ausencia de clientes decide cerrar durante unos meses en invierno. Como conoce todas las claves y códigos del recinto decide que vivirá ahí con su pareja durante unos meses. Las cosas no serán tan idílicas como parecían en principio.

El guión de Pablo Díaz, Enrique García e Isa Sánchez es solvente. Parte de una idea con la que muchos hemos fantaseado, vivir en un espacio amplío y sugerente sin ser vistos. En este caso es ese hotel, ese resort.

La película tiene 50 minutos en los que todo fluye bien, con brillantez. A partir de ahí parece que la película se puede meter en un jardín de forma peligrosa, eso dura poco porque pronto recupera el tono y tiene un final, un guiño, que recuerda a “321 días en Michigan” que logró dos premios en el festival de cine español de Málaga (mejor actor de reparto para Héctor Medina y premio del público).

Enrique García corrobora que es un cineasta a seguir (aquí podéis recuperar la entrevista que le hice en agosto de 2016).

Destaca el reparto, pero especialmente Virginia de Morata (podéis recuperar aquí la entrevista que le hice en 2016) que tiene todavía más protagonismo que en “321 días en Michigan”. Solventa muy bien las escenas de acción y tiene mucha presencia escénica. También estaba en el reparto de la primera película de Enrique García, Héctor Medina que aquí es un vigilante de seguridad con una personalidad muy marcada. También hace un gran trabajo Rafael Castillo Romero que interpreta al marido de Virginia de Morata.

En definitiva, estamos ante una película española notable, que recomendamos.

José López Pérez

@JLPnosolocine

Artículos relacionados:

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Esta semana son 7 los estrenos en España

La pasada semana solo hubo 4 estrenos en España, esta hay 7. En septiembre seguro …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO