Home / Audio / Música / Crítica de la película “Rojo” (2018): Diferente

Crítica de la película “Rojo” (2018): Diferente

“Rojo” es una película diferente, rara, extraña (y no lo digo en el sentido negativo que pudiera tener el término). Su mayor virtud reside en el retrato de un momento en Argentina, justo antes de la llegada de la dictadura militar, y los mecanismos que usa para acabar imponiéndose por la fuerza.

Hay dos actores del reparto que brillan especialmente, concretamente el actor chileno Alfredo Castro que interpreta magistralmente al detective Sinclair, y el protagonista, el argentino Darío Grandinetti (en el pasado festival de cine de San Sebastián fue premiado como mejor actor y el film logró dos galardones más, mejor director y mejor fotografía), que es Claudio Morán,  un abogado respetado, que en una noche aciaga se equivoca.  Morán está casado con una mujer distinguida, tienen una hija adolescente, Paula (Laura Grandinetti, su hija también en la vida real), que está en plena iniciación sexual con su novio Santi (Rafael Federman). A partir de ese cuarteto de personajes principales se construye la historia en donde habrá intrigas de poder, venganzas por ofensas antiguas y también una cuota de acción por los organismos represivos del estado.

La escena final que comparten Castro y Grandinetti, es magnífica y muy reveladora.

El arranque es muy impactante, la escena del restaurante es potente (y extraña).

Los títulos de crédito de inicio llegan cuando la película ya lleva varios minutos, rompe esquemas.

Estamos ante un film que tiene una atmósfera muy lograda, que se sale de lo habitual, y también, que en su parte central, no acaba de ser redondo, logra despistar al espectador.

Benjamín Naishtat es el director y guionista. En ningún momento se acaba de decantar por el cine negro al uso, decide darle una vuelta de tuerca a la narración. Da predominio a la crónica social. Y que sirve, también, para comprobar que en la actualidad no se han aprendido las lecciones del pasado.

“Rojo” es un viaje que nos lleva a mediados de los años 70, a Argentina, cuando sufría una de sus peores épocas. La violencia era cotidiana, salvo en el pequeño pueblo “indeterminado” donde vive un maduro abogado, Darío. Todo cambia cuando la violencia también alcanza el pueblo y entra en una espiral de violencia.

En definitiva, “Rojo” es una película recomendable, distinta, un drama que mezcla varios géneros y no es nada complaciente. Una propuesta arriesgada.

José López Pérez

@JLPnosolocine

 

 

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Esta semana son 7 los estrenos en España

La pasada semana solo hubo 4 estrenos en España, esta hay 7. En septiembre seguro …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO