Home / Audio / Música / Crítica de la película “Roma” (2018): Obra Maestra de Alfonso Cuarón

Crítica de la película “Roma” (2018): Obra Maestra de Alfonso Cuarón

El octavo largometraje del mexicano Alfonso Cuarón es, sin duda, una obra maestra.

“Roma” sabe sacar mucho partido al fuera de campo (elemento clave en la narración). Brilla su formato panorámico, su blanco y negro poderoso. Cuarón (Ciudad de México, 28 de noviembre de 1961) ejerce de guionista, mise en scène y director de fotografía y lo hace a lo grande, superando a otros grandes trabajos suyos como “Y tu mamá también”, “Gravity” o “Grandes esperanzas”.

La película se centra en el personaje de la joven criada que interpreta de forma magistral Yalitza Aparicio que dice en todo momento verdad, su trabajo es extraordinario. Todo el reparto está a un altísimo nivel. Yalitza es la bondad personificada, debe ir aprendiendo a medida que su vida va cambiando.

La película es una oda a la familia y un retrato nostálgico y de gran fuerza emocional.

También la ambientación es muy brillante. La película comienza en 1970, cuando yo tenía 9 años, todo me resulta muy familiar (viví algunas de las cosas que cuenta el film) y se cierra en 1971. Se nota que Cuarón se ha basado en situaciones que conoce muy bien, porque es prodigiosa toda la narración, fluye y, al mismo tiempo no da tregua, avanza de forma sostenida, aunque no lo parezca.

Todas las escenas son formidables, me gustaría destacar 5 en concreto: La de la playa, la de la visita a la tienda de muebles cuando en el exterior se produce una revuelta, la del entrenamiento masivo en un descampado practicando artes marciales (era la época en la que en cine triunfaban Bruce Lee y las películas de kárate), la de la cena cuando la madre cuenta a su prole lo que les ha ocultado sobre su padre y la del hospital que tiene una sensibilidad increíble pese a que muestra una realidad muy dura.

“Roma” es una película sobre el sentido de la vida, sobre nuestra naturaleza.

El título de la película no hace referencia a la capital de Italia, sino a un barrio de clase media-alta de la ciudad de México.

Este drama dura 138 minutos que se hacen muy cortos. Se centra en Cleo (Yalitza Aparicio), una joven sirvienta de una familia que vive en la Colonia Roma, barrio de clase media de Ciudad de México. En esta carta de amor a las mujeres que lo criaron, Cuarón se inspira en su propia infancia para pintar un retrato realista y emotivo de los conflictos domésticos y las jerarquías sociales durante la agitación política que aconteció entre 1970 y 1971 que es lo que muestra el film. En esos años en España se vivía, todavía, la dictadura de Franco (hay que recordar que falleció el 20 de noviembre de 1975).

Profunda, poética y de gran realismo, “Roma” conmueve. Muestra crueldad y lo hace de forma certera, igual que nos muestra como a la madre de la familia le cuesta entrar en la casa familiar con el coche que acaba sufriendo impactos en la chapa, debido al poco espacio que hay. La historia de esta familia siempre se muestra de una forma original.

Yalitza Aparicio hace una interpretación memorable, irrepetible.

“Roma” es una obra magna, una producción de Netflix, que se estrenará en muy pocos cines, el lugar ideal para verla en todo su esplendor, porque muchos exhibidores no se han atrevido a programarla, debido a que a partir de mediados de diciembre ya estará disponible en esta plataforma.

Cine grande, cine más vivo que nunca, el que muestra Alfonso Cuarón en “Roma”.

José López Pérez

@JLPnosolocine

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Entrevista a Willy Toledo

Actor, productor de teatro y activista político español de izquierda, Willy Toledo (Madrid, 22 de …

One comment

  1. Una maravilla que reabre el debate audiovisual de dónde ver qué pero especialmente para los aficionados la posibilidad de volver a comulgar con el rito de acercarse a las salas de cine visionando esta joya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *