Home / Cine Europeo / CRÍTICA DE LA PELÍCULA “THE ARTIST”: POSIBLEMENTE LA PELÍCULA MÁS SINGULAR DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

CRÍTICA DE LA PELÍCULA “THE ARTIST”: POSIBLEMENTE LA PELÍCULA MÁS SINGULAR DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Hay que decirlo alto y claro. “The Artist” es una película maravillosa, una joya, la demostración de que en 2011 se puede hacer cine mudo, en blanco y negro y expresarlo todo mucho mejor. Es una película revolucionaria, moderna pero que a la vez nos obliga a verla como si fuera antigua, a jugar con nuestra memoria cinematográfica.

Demuestra amor por el cine, por la vida. Es pura armonía, donde todos los elementos más que sumar tienen efecto multiplicador. Una de las películas más singulares de los últimos años, tiene personalidad propia. Bebe de muchas fuentes pero es muy original y orgánica. Los inter títulos propios del cine mudo están colocados de forma magistral. La escena de apertura en la enorme sala de cine con la orquesta tocando en directo el día del estreno, nos muestra al Séptimo Arte como un evento (algo que en gran medida se ha perdido actualmente).

Michel Hazanavicius (París, 29 de marzo de 1967) guionista, director y productor se revela como un gran creador, original y personal, único.  Su pareja es Bérénice Bejo, la protagonista de la película. Se curtió en el mundo de la televisión (también hizo publicidad) del que dio el salto al cine.

Su primer film distribuido fuera de su país fue “OSS 117: El Cairo, nido de espías” (2006), una parodia de las películas de espías de los años 60, a la que siguió “117 OSS: Perdido en Río” (2009), en ambas el protagonista era Jean Dujardin (Rueil-Malmaison, 19 de julio de 1972) que repite en “The Artist”.

“The Artist” es un homenaje al cine mudo y a la vez un film singular, diferente. Es una historia de amor y al mismo tiempo un musical, un melodrama.

Distribuida por Alta Films, se estrenará en España el próximo viernes, 16 de diciembre.

Su presupuesto ha sido de 12.000.000 €. Buena parte se rodó en Los Ángeles (el resto en estudio).

 

Encontramos ecos de películas tan diferentes entre sí como “Cantando bajo la lluvia”, “Sunset Boulevard”, “Cautivos del mal”, “Ha nacido una estrella”, “Eva al desnudo” o incluso de Tintín (el perro protagonista recuerda a Milú).

La película nos cuenta el final de una época, el paso del cine mudo al cine sonoro. Es cine dentro del cine.

La música se integra en la narración como un guante, mostrándonos todo un catálogo de los ritmos propios de la época, finales de los años veinte y principio de los 30, del siglo pasado.

El score de Ludovic Bource se convierte en uno de los protagonistas del film. Es la mejor banda sonora de 2011, donde destaca la orquestación. Oxigena y da ritmo a las imágenes según convenga. Se nota que Bource y Hazanavicius (son amigos personales) están muy compenetrados. Bource empezó haciendo música para publicidad con él y ha compuesto todos los scores de sus películas.

La historia es muy buena. El guión muy original, todas las sub tramas funcionan a la perfección. Viajamos a Hollywood, año 1927, cuando George Valentín es una gran estrella del cine mudo a quien la vida le sonríe. La llegada del cine sonoro provocará que quede en el olvido. Por su parte Peppy Miller, una joven con mucha energía y ganas, vivirá el trayecto inverso. Pasará de ser una desconocida, que de forma fortuita aparecerá en los diarios fotografiada después de un estreno junto a Valentín, a una gran estrella en pocos años.

El sonido es uno de los puntos fuertes de la película, baste recordar la escena de la pesadilla del protagonista, está utilizado como elemento cómico, y los planos finales donde aparece por primera vez la voz. Hay un diseño de sonido muy potente y que es vital en la narración.

La fotografía (¡que grandes los contrastes lumínicos!) y la ambientación son geniales, todos los detalles están muy cuidados.

Hay momentos cómicos, de humor, muy logrados.

Las interpretaciones llegan a ser expresionistas, los gestos, a veces exagerados, muestran más que muchas palabras. Todo el reparto destaca (John Goodman, James Cromwell, Penelope Ann Miller, Ed Lauter, Missi Payle, Malcolm McDowell), pero fundamentalmente la pareja protagonista. Jean Dujardin recuerda a Gene Kelly y consigue traspasar la pantalla, a su lado Bérénice Bejo (Buenos Aires, Argentina, 7 de julio de 1976) está espectacular, enamora a la cámara. Lucen además como pareja de baile. Tienen muy buena química. Bejo en una escena nos emociona, cuando entra en el camerino de Valentín, cual polizón de barco, su gestualidad y expresividad es digna de todos los elogios, hay un momento genial, cuando simula que le acaricia enfundada en un traje de Valentín que está colgado en una percha.

En definitiva, “The Artist” se convertirá en una película referencial, la recomendamos con rotundidad.

José López Pérez

 

 

About JLP jose

Check Also

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “Tolkien”: Un boceto agradable, pero anodino

Nota inicial del editor: “Tolkien” no es un biopic al uso, se cierra justo antes …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO