Mientras Hollywood nos invade con comedias tontorronas e infames se siguen haciendo películas necesarias, con un humor mordaz e inteligente. Una muestra es “Un cerdo en Gaza”, de Sylvain Estibal, que hace virtud de una anécdota en la línea de “El discurso del Rey”.

Estamos ante un film con buenas intenciones que aboga por la paz, por acabar con el conflicto entre israelíes y palestinos.

En algunos momentos el humor es algo “basto” pero en general es el adecuado para la historia que quiere contar. Jafaar, un maduro pescador palestino, torpón y con problemas pecuniarios, encuentra en su barca un gorrino atrapado en su red mientras intenta pescar. Primero intentará deshacerse del impuro animal pero cuando menos se lo espera una luz relacionada con el guarro le ayudará a cambiar su situación.

Hacia el final hay una escena que recuerda a “La Vaquilla” de Berlanga cuando en la frontera polemizan palestinos e israelíes.

Gran trabajo del protagonista, Sasson Gabay, que se ajusta como un guante a lo que la historia demanda.

“Un cerdo en Gaza” logró el César (los Goya de la Academia francesa de cine) a la mejor ópera prima.

Surtsey Films la estrenará en España el 8 de noviembre. Desde aquí la recomendamos y aseguramos carcajadas durante la proyección.

José López Pérez