Home / Audio / Música / Crítica de Oti Rodríguez Marchante de «Johnny English: De nuevo en acción» (2018): Al servicio de Su Excentricidad

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de «Johnny English: De nuevo en acción» (2018): Al servicio de Su Excentricidad

Estrenada el pasado viernes en España, “Johnny English: De nuevo en acción” es la tercera entrega de esta saga. Está liderando nuestro boxoffice. Os ofrecemos ahora la crítica de esta película del gran Oti Rodríguez Marchante. Primigeniamente apareció el día de su estreno en la edición en papel y en la digital del diario Abc donde lleva escribiendo desde hace más de 7 lustros. Y la publicamos, como siempre, con autorización expresa de su autor.

Del cruce entre Mr. Bean y James Bond surge este Johnny English, un combinado estrambótico de ambos que ya ha protagonizado antes dos aventuras en el cine y que con esta rubrica una trilogía, y tal vez sea suficiente. La relación de Johnny English con el servicio secreto británico, con los gadget de 007, con las chicas Bond, con los villanos que quieren destruir el mundo y con la flema inglesa está prácticamente exprimida tras esta entrega, tan divertida, agitada y batida como uno espera, y con algunos momentos y secuencias en los que la risa brota como un grifo roto (como el paseo “virtual” de English por Londres). El personaje explora por su infatigable e incomparable pericia para el yerro, y se equivoca curiosamente de un modo infalible.

Como la aventura y la acción se centran en descubrir un peligroso ciberataque contra el Gobierno de la Gran Bretaña (presidido por Emma Thompson), gran parte de la gracia de la película consiste en enfrentar a los sofisticados métodos tecnológicos del “mal” con los recursos preanalógicos de Johnny English, que aún le echa monedas a las cabinas de teléfono y cuyo sistema de localización, defensa y ataque son completamente absurdos. La interpretación de Rowan Atkinson no ofrece sorpresas, y todo lo que dice y hace está dirigido a provocar la risa y con los elementos que tiene patentados (tan infalibles como su capacidad para el yerro). Y luego está el añadido guiño bondiano de colocarle enfrente a Olga Kurylenko, que mareó a Daniel Craig en «Quantum of Solace». Aquí, se marean mutuamente.


Sobre Oti Rodríguez Marchante

Crítico de Cine

@OtiRMarchante

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “First man” (El primer hombre): El corazón enterrado y el pie en la Luna

Nota inicial del editor: Uno de los estrenos destacados de esta semana en España es, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *