Home / Cantos de Sirena / Crítica de “Toy Story 4”: Excepcional

Crítica de “Toy Story 4”: Excepcional

Tras nueve años de espera e innumerables noticias sobre el avance de la nueva entrega de la saga, por fin ha llegado a nuestras pantallas “Toy Story 4”. Y lo hace manteniendo y cumpliendo las expectativas de los que somos seguidores de la historia desde hace más de 25 años.

Todavía recuerdo el día que fui a ver la primera parte, en los cines Comedia de Barcelona, con dos amiguitas del cole. Y es que la saga se ha convertido en imprescindible para varias generaciones, y los que fuimos testigos del nacimiento de la amistad entre Woody y Buzz, allá por mediados de los noventa, se nos siguen poniendo los pelos de punta cuando escuchamos “Hasta el infinito y más alla”, seguido por las inconfundibles notas de “You´ve got a friend in me”, de Randy Newman.

“Toy Story 4”, en su conjunto, es una película excepcional: desde la trama, los diálogos hasta la parte técnica. La evolución del dibujo digital desde 1995 es brutal.

Recuerdo la primera parte de la saga, en la que una de las apariciones secundarias del film recaia en una tímida y dulce pastorcita de porcelana, Betty, que se convertía en la enamorada del vaquero Woody. En esta ocasión, su postura, antaño sumisa, se transforma en heroica, fuerte y decidida.

Me ha encantado la nueva incorporación de MacRisas, la Polly Pocket policia, por no hablar de los terroríficos muñecos de ventriloquia de la tienda de antigüedades. Estos guiños con juguetes reales son geniales.

El malvado vecino Sid, en «Toy Story»

 

El coleccionista Al McWhiggin, que quiere vender a Woody a un museo en Japón. «Tony Story 2»

 

Hay algo en común en cada una de las partes, y esto es la liberación de alguno de los amigos juguetes de una situación concreta. En cada una de ellas la planificación y consiguiente puesta en marcha nada tiene que envidiar a guiones como “Misión Imposible” o la divertida “Solo en Casa”, por poner algunos ejemplos. En este caso, el bagaje de enfrentarse al temible vecino Sid y a su fiero can, al coleccionista de la segunda parte y a la pandilla de locos juguetes de la guarderia en la tercera entrega (la escena de la escapada del vertedero es mítica), el rescatar a Forky, nuevo miembro del grupo, no era algo nuevo a lo que hacer frente. La dificil tarea ha corrido a cargo de los guionistas, que superan con nota esta parte. En cada entrega se superan.

Al comienzo del film nos muestran un flashback de la época en la que Andy todavía era pequeño y disfrutaba jugando con Woody, Buzz y el resto de juguetes. En ese momento, hay una escena, protagonizada por Woody y Betty, en la que el sentimento de lealtad y quizás de pertenencia son más fuertes que la propia libertad de decidir qué hacer. ¿Por qué digo esto? Porque, una vez terminada la pelicula, mi sensación fue agridulce pero, pasadas las horas, consigues entender el final de la historia.

“Toy Story 4” es de las mejores películas que he visto este año. ¡No os la podéis perder!

 

Helena García Castaño

@hgcsirena

Artículos relacionados:

“Toy Story 4”: Arrebatadora Obra Maestra

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de “Toy Story 4” (2019): También es la mejor, como las 3 anteriores

About Helena

Check Also

Entrevista a Elvira Herrería, protagonista de la película «Bellezonismo»

“Toma una idea. Hazla tu vida: piensa sobre ella, sueña sobre ella, vívela. Deja que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO