Home / Cantos de Sirena / Crítica de “La forma del agua”. Un cuento de hadas delicioso

Crítica de “La forma del agua”. Un cuento de hadas delicioso

Aún con la reseca de los premios Bafta de ayer por la noche, y dejando a un lado los galardones cinematográficos que ya tiene en su haber esta película, he de confesar que cuanto más pienso en “La forma del agua”, más me gusta.

Guillermo del Toro ha trabado una historia digna de los cuentos de hadas que leía de pequeña antes de dormir y lo ha plasmado en pantalla grande con tanta magia y buen gusto que emociona.

Coincido con mis compañeros Jose y Natxo en que “La forma del agua” empieza fuerte, para ir apagándose en su última parte. Eso no quiere decir que sea peor, si no que la magia y emoción que te envuelve al principio va desvaneciéndose, dando paso a una sensación puramente de espectador de un thriller. Pero, en mi opinión, y porque objetivamente soy menos cinéfila que ellos, reconozco que su desenlace me sorpendió y, aún hoy, no logró decidir si estoy o no de acuerdo con este final.

la forma del agua

No todo el buen hacer de “La forma del agua” es exclusivo de Guillermo del Toro. Ha sabido escoger bien el plantel de actores, entre los que destaca una maravillosa Sally Hawkins, en una actitud que me recordaba vagamente a la interpretación que hizo en “Maud”, sobre todo en algunos de sus gestos. En “La forma del agua” su personaje es mudo pero Hawkins sabe dotar de personalidad este papel a pesar de que este detalle podría ser, a priori, un handicap para una actriz. Además, aunque dista mucho de ser un bellezón, hay momentos durante la película que la encuentras dulce, bella y sensual (también coincido con Jose a este respecto).

Brilla Octavia Spencer en su papel de compañera de trabajo y amiga de Hawkins así como Michael Shannon como malo de la película (me gusta más en este rol que como Elvis en “Elvis y Nixon”). Richard Jenkins, como amigo y vecino de nuestra protagonista hace también un buen trabajo.

la forma del agua
“La mujer y el monstruo”

Lo cierto es que hay momentos que “La forma del agua” recuerda a films de serie B, tanto por la época en la que está ambientada la historia, los años 50, como por el aspecto del protagonista acuático. Seguarmente se han inspirado en “La mujer y el monstruo” (1954) y demás títulos para dar forma al aspecto de la “bestia” de esta fábula.

“La forma del agua” es una de las mejores películas que he visto este año, junto a “Tres anuncios en las afueras”. Curiosamente, con ambas cintas he tenido una sensación parecida en su desenlace. Ninguno de los finales de sendos films me ha convencido 100%.

 

 

 

Helena García Castaño

@hgcsirena

Artículos relacionados:

Crítica de la película “La forma del agua” (2017)

About Helena

Check Also

10 cosas que quizá no sabías sobre la película “El regreso de Mary Poppins”

El próximo 21 de diciembre se estrena en España “El regreso de Mary Poppins”. Será, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *