Home / Cine Clásico / Crítica de la película clásica «Los condenados no lloran» (1950). Por Mario Delgado Barrio

Crítica de la película clásica «Los condenados no lloran» (1950). Por Mario Delgado Barrio

Ficha técnica.- Título original: “The Damned don`t Cry”. Año: 1950. Duración: 104 minutos. Guión: Harold Medford y Jerome Weidman. Fotografía: Música: Dirección: Vincent Sherman. Intérpretes: Joan Crawford, David Brian, Steve Cochran, Kent Smith, Richard Egan, Morris Ankrum, Hugh sanders, Selena Royle.

8436022311398

Argumento.- Ethel es una mujer de origen humilde, la fatalidad hace que su hijo muera al ser atropellado cuando va en su bicicleta, por lo que ella abandona a su marido dispuesta a empezar una nueva vida.

 

Comentario.- Historia de una bella mujer de origen humilde, ambiciosa y sin escrúpulos que se introduce en un mundo oscuro de engaños y traiciones para iniciar una escalada social a cualquier precio, hasta conseguir el ansiado dinero que nuca ha tenido, pero su llegada a la cumbre representará el fracaso de su vida, aunque el final lógico – muerte de la protagonista –fue sustituido por otro más suave en el que Ethel que malherida sicológicamente y marcada para siempre. A su alrededor aparecen tres hombres muy bien definidos: George es un antiguo y brutal asesino que se ha refinado y dirige una organización criminal, en principio es usado por Ethel pero finalmente es él quien la utiliza en beneficio propio. Martin un honrado contable perdidamente enamorado de Ethel, que es arrastrado por ella a un mundo de corrupción del que se redimirá al final matando al jefe del Sindicato Criminal. Nick es un gánster joven con un fondo de honradez, por lo que enamorado también de Ethel no tiene inconveniente en renunciar a su vida fuera de la ley.

El film es un tanto original pues nos muestra la evolución que ha sufrido el mundo del hampa, que ahora se organiza en un Sindicato con negocios legales que sirven de tapadera a los ilegales, las apuestas, el juego, las drogas y la prostitución. Aparece también una clara denuncia de la corrupción administrativa cuando George le dice a Ethel: “Para dirigir las apuestas se necesita la cooperación de las autoridades y es evidente que cuento con esa cooperación. La película está contada casi en su totalidad por un “flash back” y mediante unos brillantes diálogos muy ilustrativos:

Ethel a punto de abandonar la casa de sus padres:

Madre: “Por qué no reflexionas un poco? Todo será distinto por la mañana”.

Ethel: “¿Cuántas mañanas has vivido mamá y en cuántas de ellas ha sido distinto?”.

El padre: “Que se vaya. Ya volverá cuando vea lo que hay fuera”.

Ethel: “Haya lo que haya será mejor que esto. Espero de la vida más de lo que me ha dado hasta ahora y voy a conseguirlo”.

En otra ocasión Ethel trata de convencer a Martin para que acepte el cargo de contable del Sindicato y le dice:

“No me hables de dignidad por favor. Eso es lo que crees tener cuando no tienes nada. ¿Qué dignidad hay en los emparedados de pollo un día sí y otro también? Mira Martin, al final solo vale el dinero que llevas al Banco. En este mundo no cabe la bondad, si no arañas y das patadas para llegar arriba, nadie te echará una mano, porque nadie se preocupa por nadie salvo por uno mismo”.

Sherman nos ofrece un magnifico comienzo en el que vemos como dos hombres paran su coche en una zona de dunas y lanzan el cadáver de un hombre por el terraplén arenoso y remata su magnífica película con los dos tiroteos finales muy espectaculares. Película para mayor gloria de la excelente actriz Joan Crawford y a su lado unos extraordinarios actores secundarios que nunca deben ser olvidados: David Brien, Steve Cochram, Richard Egan, Ken Smith y Morris Ankrum. En suma una buena película un tanto olvidada del director Vincent Sherman, también olvidado y que se especializó en la serie B.

gKLjqRPzCUysG1YhUg5No73LNcw

 

 

Anecdotario.- Joan Crawford mantuvo una gran rivalidad con la mítica actriz Bette Davis, se odiaban mutuamente y curiosamente en 1962 coincidieron en la gran película de Robert Aldrich “¿Qué fue de Babe Jane?”. Bette Davis refiriéndose a su odiada enemiga comentó: “Se ha acostado con todas las estrellas de la Metro, excepto con Lassie”, por supuesto que Lassie era una famosa perrita de la productora. El gran actor Sterling Hayden compañero de Joan en la obra maestra de Nicholas Ray “Johnny Guitar” dijo: “A mí me gusta mucho el dinero, pero no hay suficiente en Hollywood para que vuelva a trabajar con Joan”. La actriz comenzó trabajando como corista y bailarina en la MGM y se dio a conocer cuando con 19 años ganó un concurso de charlestón, fue una excelente actriz compañera de reparto de Clark Gable – “El rey de Hollywood” – en ocho películas, ganó el Oscar en 1945 por “Alma en suplicio”, de Michael Curtiz y estuvo nominada en 1947 por “Amor que mata”, de Curtis Bernhardt y en 1952 por “Miedo súbito”, de David Miller. Estuvo casada cinco veces dos de ellas con los actores Douglas Fairbanks Jr. y Franchot Tone con el que actuó en siete películas, tuvo problemas con el alcohol y murió a los73 años en Nueva York. Ken Smith trabajó en Broadway y más tarde se trasladó a Hollywood donde comenzó como secundario en películas de serie B y se dio a conocer en 1942 al actuar en la obra maestra de Jacques Tourneur “La mujer pantera”, para después con un buen ganado prestigio actuar también cono secundario en grandes películas como “Los hijos de Hitler”, de Edward Dmytryk, “Esta tierra es mía”, de Jean Renoir, “La escalera de caracol”, de Robert Siodmak, “El manantial”, de King Vidor, junto a Gary Cooper y Patricia Neal, “Duelo de razas”, de George Sherman y “Chicago año 30”, de Nicholas Ray, junto a Robert Taylor. David Brien comenzó trabajando como bailarín y fue un gran actor secundario con títulos como “Más allá del bosque”, de King Vidor. “Débiles y poderosos”, de William A. Wellman, “El honor del capitán Lex”, de André DeToth, junto a Gary Cooper, y “La conquista del Oeste”. Steve Cochram, dirigió shows de campaña durante la IIGM y al volver fue contratado por Samuel Goldwyn actuando como secundario en “Los mejores años de nuestra vida”, obra maestra de William Wyler, “Nace una canción”, de Howard Hawks, “Al rojo vivo”, la obra maestra de Raoul Walsh junto al mítico James Cagney, “Dallas ciudad fronteriza”, de Stuart Heisler y “Compañeros mortales”, de Sam Peckinpah, además fue dirigido en Europa por Michelangelo Antonioni en su película “El grito”. Richard Egan sirvió en la Armada como instructor de judo en la IIGM y al volver fue contratado por la 20th Century Fox, actuando generalmente como secundario en “Nuevo amanecer”, de Mark Robson, “Paz rota”, de George Sherman o “El pirata Barbanegra”, de Raoul Walsh. Morris Ankrum se graduó en la universidad Sur de California con el título de abogado, después enseñó teatro y dirección firmando un contrato con la Paramount que le permitió actuar en más de 150 películas como secundario entre ellas “La dama del lago”, de Robert Montgomery, “Juntos hasta la muerte”, el gran western de Raoul Walsh, “En un lugar solitario”, obra maestra de Nicholas Ray, con Humphrey Bogart y Gloria Grahame, “Camino de la horca”, de Raoul Walsh y “Apache”, de Robert Aldrich, junto a Burt Lancaster . ¡HONOR Y GLORIA ETERNOS PARA LOS ACTORES SECUNDARIOS DE HOLLYWOOD!

MARIO DELGADO BARRIO

 

 

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Las 20 mejores películas del primer semestre de 2019

1. “Toy Story 4”, de Josh Cooley “Donbass”, de Sergei Lotnitsa   “70 binladens”, de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO