Home / Cine Clásico / Crítica de la película «Gunga Din» (1939). Por Mario Delgado Barrio

Crítica de la película «Gunga Din» (1939). Por Mario Delgado Barrio

Ficha técnica.- Título original: “Gunga Din”. Año: 1939. Duración: 117 minutos. Producción: RKO. Guión: Ben Hecht según un relato de Rudyard Kipling. Fotografía: Joseph H. August. Música: Alfred Newman. Dirección: George Stevens. Intérpretes: Cary Grant (sargento Cutter), Victor McLaglen (sargento MacChesney), Douglas Fairbanks Jr. (sargento Ballantine), Joan Fontaine (Emaline),Sam Jaffe (Gunga Din), Eduardo Cianelli (Guru), Montagu Love (coronel Weed).

GungaDin_2copia

Argumento.-En la India del siglo XIX, dominada por los británicos, tres sargentos del ejército unidos por una gran amistad son enviados a una zona montañosa para averiguar la causa de la interrupción de las comunicaciones telegráficas y tendrán que enfrentarse a los temibles “Tags” adoradores de la diosa Kali, serán apresados y torturados y finalmente salvarán al ejército de caer en una emboscada.                                                                                           Antecedentes literarios.- Rudyard Kipling nació en Bombay (India), hijo de un oficial del Ejército Británico, famoso y conocido por sus relatos sobre los soldados británicos en la India, por sus cuentos infantiles y por su defensa del imperialismo occidental. Muchas de sus obras han sido llevadas al cine: “Capitanes intrépidos”, “El libro de la selva”, “Kim de la India”, “Gunga Din”, “El hombre que pudo reinar”…. En 1907 se le concedió el Premio Nobel de Literatura

 

Comentario.- El film está inspirado en un relato de Rudyard Kipling que le dedicó a un aguador que conoció en el RAJ británico y del que decía: “En todos los años que estuve en la India, no conocí jamás a nadie más valiente que el aguador de nuestro regimiento Gunga Din”. Una de las mejores películas de aventuras coloniales de toda la historia del cine, que consiguió records de taquilla y os hizo disfrutar a los niños de mi generación, películas como ésta despertaron en mi la pasión por el cine y me ayudaron a sobrellevar aquellos tristes y oscuros años de la postguerra española. La historia es ante todo un maravilloso canto a la amistad, al valor  y a la camaradería, tiene grandes dosis de humor y además es un documento histórico sobre la colonización británica en la India con su dosis de propaganda. Pueden destacarse numerosas secuencias, entre otras: El paso del puente sobre el rio, la escena de los ponches falsificados, y la inolvidable batalla final con la muerte de Gunga Din, que tocando su trompeta evita que el Ejército Británico caiga en una emboscada y que fue genialmente parodiada por Peter Sellers en la película de Blake Edwards “El guateque”. George Stevens, un director muy importante demuestra aquí su gran respeto por la aventura en su sentido más puro, nos ofrece unos planos generales sumamente expresivos y cuenta con un extraordinario conjunto de actores, todos a gran altura con mención especial para Victor McLaglen, uno de los más grandes secundarios de la “época dorada”. Si quieren disfrutar con sus hijos, vean esta maravillosa película.

Gunga-Din (9)

Anecdotario.- Nominada al Oscar de mejor fotografía, en 1999, “Gunga Din” fue incluida entre las películas que preserva el National Film Registry de la Biblioteca de EE.UU. por considerarla “cultural, histórica o estéticamente significativa”. Fue rodada entre Junio y Octubre de 1938 en Lone Pine, Sherwood Forest, Monte Whitney, Parque Nacional de Death Valley y Sierra Nevada en California. Su presupuesto fue de 1.910.000 dólares, muy elevado para la época, siendo la película más cara rodada por la RKO hasta ese momento, aunque después resultó un gran éxito de taquilla y solo fue superada en 1939 por la mítica “Lo que el viento se llevó”. Cary Grant y Douglas Fairbanks tiraron una moneda al aire para decidir quien hacía el papel del sargento Cuker. “Gunga Din”  fue estrenada en 1939, año considerado como el de mayor calidad cinematográfica de toda la historia del cine con películas como: “Lo que el viento se llevó”, “La diligencia”, “El mago de Oz”, “Adiós Mr. Chips”, “Cumbres borrascosas”, “Tu y yo”, “Ninotchka”, Beau Geste”, “Esmeralda la zíngara”….Victor McLaglen se fue de casa a los 14 años para unirse al ejército británico en la Segunda Guerra Bóer, pero tuvo que abandonarlo cuando se descubrió su verdadera edad, después marchó a Canadá y se ganó la vida como boxeador del peso pesado y su combate más famoso fue el que le enfrentó al campeón Jack Johnson, fue uno de los mejores secundarios de la “época dorada” de Hollywood, favorito de John Ford que le dirigió en numerosas películas, ganó el Oscar en 1935 por “El delator” y estuvo nominado en 1952 por “El hombre tranquilo”, ambas de Ford, casado tres veces uno de sus hijos fue el director de cine Andrew McLaglen. Cary Grant fue una de las grandes estrellas de su época, de una gran elegancia innata, trabajó en todos los géneros, era de familia muy humilde por lo que en su niñez sufrió penurias económicas lo que condicionó su posterior y famosa tacañería, fue dirigido por los mejores directores, injustamente nunca ganó el Oscar y solo fue nominado en 1941 por “Serenata nostálgica” y en 1944 por “Un corazón en peligro” y en 1940 se le concedió el Oscar de Honor por “su talento incomparable en la pantalla”. Douglas Fairbanks Jr. era hijo del actor Douglas Fairbanks, a los14 años de edad fue contratado por la Paramount y fue un actor muy atractivo y popular, sirvió en la IIGM siendo condecorado con la Estrella de Plata de EE.UU. , la Legión de Honor de Francia, La Cruz de Guerra de Italia y varias más, casado tres veces su primera mujer fue la gran actriz Joan Crawford y entre sus películas más populares: “Hampa dorada”, en 1931,  “El prisionero de Zenda”, en 1937 y “Simbad el marino”, en 1947.

 

Sobre Mario Delgado Barrio

experto en cine classico

Artículo relacionado:

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“Blinded by the light”: El poder liberador de la música (esta es mi historia, salvando las distancias)

“La ira y la intolerancia son enemigas del saber”. Mahatma Ghandi “Me daba la impresión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO