Home / Audio / Música / Crítica de la película “Verano 1993” (2017)

Crítica de la película “Verano 1993” (2017)

La canción del grupo Ciudad Jardín, “Dame calidad” comienza así: Él estaba en un bar medio vacío, oyendo música de calidad, no era muy buena ni le gustaba, pero por lo menos tenía calidad.

Ciudad Jardín es una banda madrileña que siempre me ha gustado mucho, crearon discos comerciales y otros más arriesgados, combinaron bien ambos conceptos. La banda se formó en 1982 y estuvo activa hasta 1997.

El inicio de este artículo no es una “boutade”. “Verano 1993” me ha hecho recordar esta canción del disco titulado “Toma cantidad” de 1987 (primero formó parte del mini LP “Dame calidad”, de ese mismo año).

Tenía muchas expectativas con “Verano 1993”, no pude ir al pase de prensa y he tardado en verla, había leído varias críticas muy elogiosas, y la avalaban muchos premios en festivales. Incluso, como en el caso de “Dunkerque”, también se dice que es la película del año.

Debo decir que me parece que se está exagerando mucho con la ópera prima de Carla Simón, posiblemente sea muy buena y tenga mucha calidad, no lo discuto, pero me ha decepcionado. Durante sus primeros 75 minutos me he aburrido sobremanera, en ese tramo me parecía un corto alargado.

Todo aparentemente muy profundo, de mucha calidad, con mucho cuidado con no mostrar lo que hay fuera de lo que la niña protagonista vive, todo muy sutil, pero algo tedioso, reiterativo.

Estamos ante una historia iniciática, sobre la pérdida y la asunción de la tragedia que le sucede a la Frida, la pequeña protagonista. La película está muy bien interpretada, es indiscutible, las dos niñas protagonistas están muy muy bien, Bruna Cusí (2017 está siendo su año porque ya lo bordada en «Incerta gloria») y David Verdaguer, también. Además, el film comienza con una versión de un tema de Gato Pérez que me gusta mucho, “Sabor de barrio”, que toca y canta David Verdaguer.

No puedo negar que el final de la película es muy bueno y le da sentido, el desenlace y lo que hace Frida es para quitarse el sombrero, pero hay que esperar mucho para que llegue esa parte, quizá demasiado.

Este drama se basa en la historia real de la directora, Carla Simón. ¿Qué nos cuenta en sus 96 minutos?

Pues el verano de Frida, una niña de 6 años que debe afrontar su vida tras la muerte por enfermedad de su madre e integrarse a su nueva familia, compuesta por su tío (el hermano de su madre muerta), su tía y su prima que es más pequeña que ella. Debe dejar la ciudad y adaptarse a la vida en el campo, en un pequeño pueblo y no le va a resultar nada fácil todo ese proceso, pasará por varias fases.

Tenía muchas expectativas con este film, como ya he comentado, pero no se han cumplido, no puedo negar que estamos ante una obra que sabe mostrar muy bien la confusión, tanto de los niños, como de los adultos, ante una situación extrema.

La protagonista Laia Artigas hace un trabajo prodigioso, especialmente en el tramo final y en ese llanto que parece real como la vida misma, que conmueve.

José López Pérez

@JLPnosolocine

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“Le Mans 66”: Notable drama deportivo

“Le Mans 66” dura 152 minutos y no se hace nada larga. Estamos ante un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO