Home / Audio / Música / Crítica de Oti R. Marchante del film “Norman, el hombre que lo conseguía todo”

Crítica de Oti R. Marchante del film “Norman, el hombre que lo conseguía todo”

Desde unos días antes del inicio del festival internacional de cine de Cannes que no teníamos aquí al gran Oti Rodríguez Marchante. Por cierto, la semana que viene regresará una de nuestras secciones estrella, El Martes Crítico que él dirige y escribe.

Os ofrecemos ahora su crítica de uno de los estrenos de hoy, “Norman, el hombre que lo conseguía todo” (la distribuye A Contracorriente y fue la película inaugural del Festival BCN-Sant Jordi que organizan los cines Verdi y que tuvo lugar el pasado mes de abril), como siempre con su autorización expresa. Se ha publicado hoy mismo en el diario Abc.

Os dejo con Oti.

 

Norman, el hombre que lo conseguía todo (***): Richard Gere, extraoficial y caballero

Lo habitual es que una película contenga una o ninguna moraleja, por eso hay que señalar esta como peculiar pues contiene máximas y moralejas en cantidad, y se puede señalar como primera y evidente la de que no subestimes nunca a un actor como Richard Gere, porque te puede sorprender rellenando un personaje de colores y matices insospechados. Gran trabajo de este actor habitualmente diluido en líquidos banales y que compone aquí una figura tragicómica, un tipo, Norman Oppenheimer, ya en edad molesta y con tendencia a la charlatanería y a la impostura del tráfico de favores y de arrimarse sin pudor ni sutilezas allí donde huele «poder». Aunque la historia provenga de una fábula judía, y tanto los ingredientes, como el ambiente, el director y los intérpretes también lo sean, el recado de la película sirve para cualquier centro o esquina de la sociedad actual: contactos, valores, favores, apariencia, también buenos sentimientos y rara fidelidad, y todo ello en ese terreno tan equívoco y resbaladizo (que igual estás dentro que fuera) de la corrupción.

El director y guionista, Joseph Cedar, utiliza para su muestrario el retrato del personaje, el estado gaseoso de una amistad casual y una intriga política. Lo más brillante es el retrato de Norman, que Richard Gere consigue hacerlo cambiante, incómodo, estimulante, de mal a peor y de peor a mejor… Provoca la misma comodidad y compasión en el mundo en que se mueve que aquel Peter Sellers de «El guateque». Escenas como su encuentro con el ministro israelí, su papelón en la tienda de zapatos, la terrible colada a una cena sin invitación… Todo muy pensado para situar al espectador en un punto de equilibrio entre el rechazo, la vergüenza ajena y la admiración. No interesa tanto la intriga política, aunque también proponga media docena de moralejas, pues uno colma su atención en los debates internos del personaje, y en su relación con el rabino (un Steve Buscemi como caído de una de los Coen) o con la sorprendente Charlotte Gaingsbourg, cuya intervención aún despliega otros debates en la personalidad de Norman, capaz de fundir interés, honradez, ganas de figurar y lealtad de modo fabuloso, o sea, de fábula.


Sobre Oti Rodríguez Marchante

Crítico de Cine

@OtiRMarchante

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“THE HANDMAID’S TALE: 3ª TEMPORADA ¡CUANDO UNO, NO SE RESPETA A SÍ MISMO…! Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

Bueno, vamos con la madre del cordero, es decir, la 3ª temporada de “THE HANDMAID’S …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO