Home / Cine Español / Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “Julieta”

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “Julieta”

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “Julieta”

Primero publiqué la crítica de Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos de la nueva película de Pedro Almodóvar, luego la mía y hoy la de Oti Rodríguez Marchante (como siempre con autorización expresa de su autor), del diario ABC.

Curiosamente, en esta ocasión, el más entusiasmado de los tres con “Julieta” es Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos.

Yo, en este caso, me siento más cercano, con la crítica de Oti, aunque posiblemente a él le ha gustado un pelín menos que a mí.

Oti Rodríguez Marchante ha titulado su crítica “La toalla y el tiempo”. Me parece especialmente interesante su punto de vista. Os dejo directamente con él.

 

B_001_WEB_©ManoloPavónHay una verdad en la película de Almodóvar: estás un día secándote la cabeza con una toalla, te la quitas ante el espejo y han pasado veinte años en tu rostro? Momento clave, y no tanto de Julieta (que pasa de Adriana Ugarte a Emma Suárez) como del propio Almodóvar, que desvela aquí el alma de lo que quiere contar; o mejor, de cómo lo quiere contar. Es anecdótico lo que «Julieta» se distancia del aroma de los cuentos de Alice Munro, pero es esencial lo que sugiere de la quitada de toalla del cine de Almodóvar, ya puro rostro de Emma Suárez, el auténtico pincel que dibuja los sentimientos de la historia con tinta premonitoria, anticipándose, aventajando, a lo que el argumento nos dice. De hecho, el «drama puro», «la contención», «las emociones» y toda esa novedad de su última película están más en la profunda interpretación, en la extraordinaria capacidad para insinuar drama del rostro desolado de Emma Suárez, que en el propio argumento.

DSC07117Esa alabada «madurez» aquí de su cine consiste en alejarse del cliché de sí mismo, de despojarse de humor y humores, y centrarse en el primer plano de su protagonista (sea él o Julieta). Una mujer madura, viuda de marino, madre de una hija y abismada en un estado de ánimo desfallecido por el tiempo, la infelicidad y las ausencias (lo del sentimiento de culpa es lo más endeble e impostado de su abismo y de la lógica personal y argumental). La sustancia es su estructura, el modo de narrar esa historia que le da profundidad y sentido al fondo: los cambios de paisaje, de tiempo y de interpretación?, ésa es la preocupación de Almodóvar y lo que quiere expresar con un trenzado entre el presente y el pasado, entre la causa y su efecto. Un Almodóvar más «formal», más interesado en el gesto que en el guiño, aunque se consienta desahogos tipo «Bimba», «poética de ciervo», «gobernanta Rossy», «autorretrato Lucien Freud» o «momento Chavela». Saborea Almodóvar insípido, lo ¿saborío? de la tragedia de Julieta para admitirse retratado por un melodrama clásico en los dos sentidos del término, tan de siempre y tan de todos.

Oti Rodríguez Marchante

@OtiRMarchante

Foto de Emma Suárez: José López Pérez

 

Artículos relacionados:

“Julieta” (2016) de Pedro Almodóvar: Rojo infierno. Por Ruiz de Villalobos

 

Crítica de la película “Julieta”

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“La banda”: Notable ópera prima de Roberto Bueso. Destacan sus 2 protagonistas: Gonzalo Fernández y Michelle Vega

“La banda” es un viaje iniciático. En la trama hay 3 temas importantes que se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO