Home / Cine de América Latina / Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “La cordillera” (2017)

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “La cordillera” (2017)

Estos días el gran  Oti Rodríguez Marchante está, como todos los años, en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Pronto regresará (concretamente el 9 de octubre) a nosolocine.net su sección El Martes Crítico. Hoy el diario Abc ha publicado 3 críticas suyas relacionadas con los estrenos de la semana. Os las iremos ofreciendo estos días aquí. Comenzamos con la de “La cordillera” que Warner estrena hoy en 115 cines españoles.

 

 

La cordillera (***): Suciedad en la cumbre

Su paso por el Festival de San Sebastián ya ha permitido elogiar el trabajo aquí (allá y en cualquier lado) de Ricardo Darín, que borda de sencillez y complejidad su personaje de presidente argentino en un cumbre de mandatarios suramericanos en Chile.

Y hay que cederle espacio al talento y grandes aciertos del director, Santiago Mitre, al construir esta intriga política y familiar sobre el poder en las alturas, el cómo se modelan los chanchullos y el «rosebud» que toda persona, y más si es poderosa, alberga en esos lugares a los que no tiene acceso ni el hipnotizador.

El gran mérito de Mitre es, claro, encomendarle a Darín todo el peso de la trama, pero también colorearla con actores que se clavan a lo sublime, como el mexicano Giménez Cacho (mero y deslenguado presidente de su país), el pinche gringo que hace Christian Slater, la periodista avellana de Elena Anaya, el hueso trágico de Dolores Fonzi o ese portento atmosférico que es Alfredo Castro, que en un par de escenas le pasa una bayeta a la sucísima trama. Todo es bueno, intrincado, revelador.

 

Oti Rodríguez Marchante

@OtiRMarchante

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Entrevista a Héctor Faver, director del documental “Lesa humanidad”

El próximo 19 de diciembre se estrena el documental “Lesa humanidad”, del cineasta argentino afincado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *