Home / Estrenos / CRÓNICAS DE LA SEMANA CINEMATOGRÁFICA: HOLMES CONTRA THATCHER, POR MIGUEL-FERNANDO RUIZ DE VILLALOBOS

CRÓNICAS DE LA SEMANA CINEMATOGRÁFICA: HOLMES CONTRA THATCHER, POR MIGUEL-FERNANDO RUIZ DE VILLALOBOS

 

Sherlock_Holmes_Juego_de_Sombras_Sherlock_Holmes_2-266780615-largeLa semana de Reyes, la primera del año 2012, está marcada por un curioso y nada desdeñable enfrentamiento entre dos personajes históricos. El uno es ficticio y el otro real. El uno forma parte de la historia de la literatura universal, el otro de la política mundial. El uno es hombre, el otro mujer. Son, como cualquier aficionado ya sabe. Sherlock Holmes y Margaret Thatcher. Y primero Holmes porque tiene muchos más años que Thatcher, concretamente 125, porque justamente este 2012 se cumplen esos 125 años desde que Arthur Conan Doyle publicará “Estudio en escarlata”, la primera aventura del famoso detective y de su inseparable compañero el doctor John Watson, mientras que Margaret Thatcher cumplió el pasado mes de octubre 86 años.

Y es que en una de esas circunstancias que se dan en el cine, las carteleras de los cines españoles dibujan las esfinges de un Sherlock Holmes modernizado por un camaleónico Robert Downey Jr. y un repetitivo Guy Ritchie, y de una Margaret Thatcher recreada de forma increíble por una exultante Meryl Streep y una sólida Phyllida Lloyd. Un combate, utilizando la jerga deportiva, de peso, entre dos mitos de la cultura anglosajona, el primero explotado por la devoradora maquinaria de Hollywood, el segundo ofrecido por la prudente cinematografía británica. Si esto fuera una web de apuestas deportivas, bien se podrían hacer apuestas a favor de uno o de otra, siempre teniendo en cuenta (como acertadamente señala el incansable JLP) el número de copias con las que se estrena cada una de las películas, que como los aficionados saben son “Sherlock Holmes: Juego de sombras” y “La dama de hierro”.

Desde un punto de vista puramente cinematográfico, más allá de simpatías o antipatías por los personajes, no cabe duda que hay más cine en la película sobre Margaret Thatcher que en la segunda aventura estadounidense de Sherlock Holmes, independientemente del trabajo interpretativo en ambas películas. Pero claro está, en una velada con un combate de peso como éste siempre hay un aperitivo de cierta calidad (aunque sea comercial) como es esa comedia desmadrada, algo escatológica, pero rematadamente divertida que es “Una boda de muerte”, donde los mismos responsables de “Un funeral de muerte”, entre ellos el guionista Dean Craig, con la ayuda del veterano director australiano Stephen Elliott, rizan el rizo en una boda de locura enla Australia remota, donde carneros y políticos descubren los efectos del síndrome de “Peter Pan”.

Con este triángulo de las Bermudas (cinematográfico), se inicia un año (idem) lleno de expectativas, donde ilusiones y desilusiones, como en el 2011, seguirán poniendo al cine en un lugar de privilegio dentro de lo que se entiende por cultura y, a la vez, por ocio.

 

Ruiz de Villalobos

 

About JLP jose

Check Also

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald” (2018): Poca fauna y un exceso de flora

Nota inicial del editor: Todo parece indicar que la película más taquillera en España este …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *